Rioseco de Tapia en llamas. Esa fue la dantesca escena que se produjo a primera hora de la madrugada de hoy en esta localidad después de que se produjera un incendio voraz que acabó calcinando tres viviendas, dos de ellas habitadas, aunque la intervención de los Bomberos de León que acudieron a sofocar las llamas y su propagación evitó que finalmente se produjeran víctimas, aparte algunos golpes y magulladuras de los propios bomberos.

El primer aviso del incendio se recibió a las 00.28 horas de hoy y hacia Rioseco de Tapia partió una dotación completa de bomberos, no pudiendo salir más ayuda para poder dejar cubierta la ciudad por si surgía otra emergencia. A las 00.57 horas la dotación llegó a la localidad para comprobar que los vecinos no habían podido, por falta absoluta de medios, hacer nada para frenar la propagación del incendio, originado en el número 17 de la avenida Río Luna. Las llamas ya se habían descontrolado y propagado hacia dos edificios colindantes, los números 19 y 21 de la misma calle.

Fuentes del cuerpo municipal de Bomberos confirman a este medio que el suceso cobró una seria dificultad y evidente riesgo en un momento dado, ya que las estructuras de las viviendas afectadas eran básicamente de vigas de madera y al estar habitadas contaban además con abundancia de leña apilada para el invierno. Los esfuerzos profesionales fueron dando sus frutos conforme pasaban las horas, hasta que en torno a las dos de la mañana llegaron los primeros medios de carácter provincial, en este caso un camión de bomberos gestionado por la Mancomunidad.

Sin embargo, las labores finales de extinción, control de los rescoldos y aseguramiento de las estructuras obligaron a la dotación de la capital leonesa a permanecer en en lugar hasta pasadas las 4.20 horas.

Y sin un sistema provincial de extinción

Este de Rioseco de Tapia es el segundo gran incendio provincial ocurrido en lo que llevamos de año, después del peligroso suceso que tuvo lugar en La Bañeza y que también destrozó por completo un edificio de viviendas en la madrugada de Año Nuevo, entre graves críticas a los años que la Diputación de León y la Junta de Castilla y León llevan sin poner en marcha un sistema provincial de bomberos y extinción de incendios urbanos que en el resto de las provincias, menos complejas y extensas que la leonesa, sí ha desarrollado años atrás con parques profesionales o semiprofesionales en la mayor parte de las comarcas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído