Nueve días después del fallecimiento de seis mineros en el interior del Pozo Emilio, esta mina ha reanudado este miércoles la actividad de la mano de 250 trabajadores que se irán incorporando a sus puestos de trabajo progresivamente, respetando sus turnos. Desde las 08.00 horas de la mañana se ha retomado el trabajo en los macizos cinco y nueve, mientras que el siete, donde ocurrió la tragedia, permanecerá cerrado.

Los trabajadores que regresan al trabajo son tanto los que habitualmente desempeñaban sus labores en los macizos no afectados, como los que vivieron el accidente en el interior del macizo siete, que serán reubicados a las galerías abiertas.

 

Esta decisión de retomar el trabajo, según fuentes de la empresa, se debe a que la autoridad minera competente ha autorizado la continuidad de la actividad y el comité de empresa no se ha opuesto. La Hullera decidió que la totalidad de la plantilla se incorporase a sus puestos de trabajo a partir de este miércoles tras una reunión mantenida entre los miembros del comité de seguridad, formado por trabajadores y representantes de la propia empresa.

 

Con esta decisión, la totalidad de la plantilla de la Hullera Vasco Leonesa estará trabajando a partir de este miércoles, después de que este lunes se incorporasen a sus puestos de trabajo otros 150 trabajadores de otra mina de la misma empresa, el Pozo Aurelio, y de las secciones de lavandería y oficinas.

 

La investigación que comenzó este lunes en el interior del macizo siete continuará para determinar las causas del suceso y decidir, por parte de la autoridad minera, si las condiciones de la galería son óptimas para continuar desempeñando actividad laboral en ella o si, por el contrario, se cierra de forma definitiva como piden algunos de los sindicatos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído