El policía nacional fue atropellado en el aparcamiento del Velódromo tras intentar identificar y dar el alto a un varón de 40 años de edad, con iniciales R.B.S., que había sustraído un vehículo, marca Opel Omega.

El suceso ha causado un gran curiosidad en los vecinos del barrio de San Millán y del Paseo Ezequiel González.

En el momento de los hechos llovía en Segovia y no había muchos ciudadanos en la zona, ni tampoco coincidió con la salida de colegios ni de autobuses de turistas, que aparcan en la zona. La Cuesta de los Hoyos tuvo que ser cerrada al tráfico para efectuar el atestado policial y retirar el vehículo implicado.

El agente de la Policía Nacional, que fue trasladado al Hospital General de Segovia, sufre heridas en una pierna tras arrollarle el vehículo, marca Opel Omega, conducido por R.B.S. que consiguió abrirse paso entre los coches policiales, que sufrieron distintos desperfectos.

Los hechos se produjeron sobre las 17.30 horas, cuando el detenido fue identificado tras robar un coche en el aparcamiento del Velódromo, en la calle Ezequiel González, de donde salió huyendo. Se trata de un varón con numerosos antecedentes por distintos delitos que había sido puesto en libertad, con cargos, hace unos días, tras robar hasta cuatro vehículos más. Además es uno de los varones que se vió implicado en una reyerta hace semanas en la Calle Los Coches y que igualmente fue detenido y conducido al Hospital General con distintas heridas.

Los agentes de la Policía Nacional efectuaron hasta tres disparos, en el radiador, al vehículo sustraído, pero este logró escapar en dirección a La Alameda de La Fuencisla por la Cuesta de los Hoyos, donde en la persecución tuvo un accidente tras estrellar el automóvil siendo finalmente arrestado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído