Los 17 pasajeros que se han subido a las 6.40 de la mañana del lunes al tren que realiza el trayecto Ávila-Valladolid, no se han podido quitar la ropa de abrigo durante la hora y 40 minutos del viaje. Han ido sin calefacción y con una temperatura de un grado bajo cero.

Una de las pasajeras, María José Hernández, ha lamentado que se haya repetido “la historia de siempre”, después de ocho años con reivindicaciones para que Renfe mejorara este servicio a cuyo mantenimiento contribuye la Junta de Castilla y León.

Por ello, Hernández ha pedido a la Administración autonómica que realice un “seguimiento” a esta línea utilizada cada día por una veintena de abulenses que trabaja en Valladolid y que pocas veces llega a la hora a su trabajo.

En esta ocasión, los usuarios se subieron al tren sin pensar lo que les esperaba. Y es que los vagones eran una especie de frigorífico, ya que la “avería puntual” de la calefacción según Renfe, hizo que la temperatura en los convoy fuera de un grado bajo cero.

Por ello, los pasajeros tuvieron que ir tan abrigados como en la calle durante todo un trayecto en el que tenían que caminar de vagón en vagón para entrar en calor, ya que les dolían los pies y las manos.

8141 treb frio ene19b

Una carraca

La viajera considera esta situación “una indecencia” que no es la primera vez que se produce. No obstante, tras la sustitución del tren anterior, calificado de “carraca”, este tipo de problemas con la calefacción había desaparecido. Sin embargo, la sustitución del convoy nuevo por el antiguo para realizar una revisión al primero, ha hecho que nuevamente los viajeros hayan viajado “peor que el ganado”.

Por ello, cada vez son menos los usuarios que eligen viajar en este tren y lo hacen en coche para no llegar tarde al trabajo y no sufrir problemas de estas características.

Desde Renfe, se ha achacado lo ocurrido a una “avería puntual” y se ha pedido “disculpas” a los usuarios, a los que se indemnizará presentando el correspondiente billete o el abono que en el caso de la mayoría de los pasajeros asciende a 262,35 euros al mes.

En este sentido, Hernández ha señalado que lo de menos es el dinero, sino los problemas que se causan a unos pasajeros que se sienten “de segunda” y que son conscientes de que también se producen este tipo de contratiempos en otras líneas que unen Ávila con Salamanca y Madrid. Las quejas de los viajeros vienen de lejos, como cuando en 2015 sufrieron frío, retrasos e incluso explosiones dentro del convoy.

Explicaciones

Ante esta "lamentable" situación, el PP ha pedido explicaciones al subdelegado del Gobierno, Arturo Barral, antes de denunciar la "dejadez que padecen los viajeros de este servicio", porque a las condiciones sufridas hoy "se suman frecuentes retrasos".

Asimismo, el PP de Ávila ha criticado "el olvido por parte de Renfe y de Adif, de los compromisos adquiridos a principios de 2018 por la entonces dirección" de ambos organismos "con el PP de Ávila para la renovación de los trenes de la línea Ávila-Valladolid".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído