El actor salmantino Raúl Prieto encarna a un integrante de La Manada en la obra de teatro 'Jauría'

El reconocido intérprete, galardonado con el Premio MAX y con el de la Unión de Actores, se mete en la piel de uno de los cinco hombres que abusaron sexualmente de una joven de 18 años en un portal en el centro de Pamplona. Se trata de una obra del denominado Teatro Documental. Ni una sola palabra de las que se mencionan en escena es ficción, por lo que el texto es muy crudo

 Jauría 2
Jauría 2

El actor salmantino Raúl Prieto forma parte del elenco de la nueva obra teatral creada por los dramaturgos Jordi Casanovas y Miguel del Arco, de nombre Jauría, que ha sido elaborada a través de fragmentos literales del juicio oral de La Manada y de las sentencias de la Audiencia de Navarra y el Tribunal Superior de Juisticia. Prieto, reconocido intérprete galardonado con el Premio MAX y con el Premio de la Unión de Actores, se mete en la piel de uno de los cinco hombres que abusaron sexualmente de una joven de dieciocho años en un portal en el centro de Pamplona, uno de los procesos judiciales más mediáticos de los últimos años en España.

"Unos nos van a llamar oportunistas y otros nos dirán que cómo nos atrevemos a llevar esta historia a la escena, pero creo que es obligatorio. Desde el punto de vista antropológico debemos convertir esa costumbre en delito. No puede ser que cinco tíos de bien, guapos, jóvenes, asuman que es normal llevarse a una tía a un espacio de 3x3 para follársela sin que ella pueda pronunciar palabra, que graben vídeos que hacen rular por los colegas, que hagan chistes bestias de 'parece que le diste burundanga'", explicaba recientemente el director de Jauría, Miguel del Arco, al periódico La Nueva España de Asturias, ya que es en Avilés donde la obra será estrenada el próximo 25 de enero. Prieto comparte escena con María Hervás, Álex García, Martiño Rivas, Ignacio Mateos y Fran Cantos. 

Se trata de una obra del denominado Teatro Documental. Ni una sola palabra de las que se mencionan en escena es ficción, por lo que el texto es muy duro y descarnado, según cuenta a SALAMANCA24HORAS Raúl Prieto. "No es sencillo realizarla. El caso de La Manada, mas allá de lo que suceda con el fallo final del Tribunal Supremo y el destino de los procesados, ha abierto un debate sobre el tipo de soceidad en la que vivimos y sobre unas conductas que tenemos asumidas, que son el caldo de cultivo para que se produzcan actos deleznables", afirma Prieto. "Jauría, en este sentido, es un espejo de esa sociedad de la que formamos parte y nos obliga a plantearnos qué queremos cambiar y en qué medida somos también parte de eso que queremos cambiar", explica el actor.

Raúl Prieto Jauría 1

"¿En el momento en el que comienzan las relaciones, usted se encontraba, permítamente la pregunta, excitada?" o "Follándonos a una entre los cinco. Jajaja. Todo lo que cuente es poco. Puta pasada de viaje. Hay vídeo". 

Con frases así, la dureza del texto también la han vivido los propios actores. "En el proceso de ensayos hemos pasado momentos muy tensos e intensos en los que debíamos, de alguna forma, taparnos los oídos para no escuchar las declaraciones de la víctima, porque era muy fácil empatizar con ella. Pero para ser ese espejo de la sociedad, como actor, uno debe mantenerse frío y hacer con la mayor honestidad posible el papel que le toca hacer sin demonizar a nadie", cuenta Raúl Prieto, prácticamente desde la sala de ensayo.

"Hay gente que sin saber nada de lo que estamos haciendo ya nos está criticando"

La obra no sólo es el delito, también lo que vino después, por lo que el actor charro interpreta en distintos momentos de la representación a uno de los abogados y al propio juez. "La obra llama a la reflexión sobre el caldo de cultivo que llevamos mucho tiempo generando para que nos sintamos impunes haciendo determinados actos evidentemente delictivos. Esta impunidad probablemente se trate finalmente de una cuestión educacional", reflexiona Prieto en la entrevista; y a la pregunta de si la obra busca despertar conciencias dormidas, afirma que "sería genial que así sucediera".

Sin embargo, pese a que aún no han estrenador, las críticas han comenzado a llegar. "Hay gente que sin saber nada de lo que estamos haciendo ya nos están criticando. Yo esperaría a ver la obra para poder decir algo, pero estamos en una época en la que cargamos dogmáticamente contra el otro, lanzando toda nuestra artillería de prejuicios y dejando claro que no vamos a estar jamás dispuestos a cambiar de opinión. Es muy complicado opinar y proponer en el momento que vivimos", considera el actor salmantino.

Teatro para escolares

Tras el estreno en Avilés, la obra recalará en marzo en el teatro Pavón Kamikaze de Madrid, uno de los centros de cultura privado más influyente de todo el país. "Nos gustaría que esta obra llegara al mayor número de gente posible y para eso es necesario hacer mucha gira. Pero sentimos que en especial deberíamos llegar al público más joven, por lo que Kamikaze está trabajando para poder traer a los colegios e institutos. En este sentido, Nando López ha creado un cuaderno pedagógico que sirva de herramienta a los profesores que lleven a sus alumnos a ver la obra", finaliza Raúl Prieto.

Después y previsiblemente la obra girará por España. Es de esperar que Jauría llegue a Salamanca para despertar aquí también algunas conciencias.

Jauría 3

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído