Álex Barahona, actor de 'Perfectos Desconocidos': "En momentos como estos, la cultura puede ser una salvación"

El actor es uno de los protagonistas de la obra de teatro ‘Perfectos Desconocidos’, que llega al Teatro Liceo este viernes, 23 de octubre

3 Comentarios

 Perfectos desconocidos 3
Perfectos desconocidos 3

La obra teatral ‘Perfectos Desconocidos’, dirigida por Daniel Guzmán, llega al Teatro Liceo esta noche de viernes, 23 de octubre. Junto con sus compañeros Diana Lázaro, Olivia Molina, Juan Carlos Vellido, Elena Ballesteros, Bart Santana e Ismael Fritschi, Álex Barahona interpretará esta comedia que cuenta la historia de cuatro parejas que se conocen desde siempre y que quedan a cenar en casa de una de ellas. Como eje central de la obra se encuentra la iniciativa de participar en un juego ‘peligroso’, que consiste en leer en voz alta los mensajes y las llamadas que lleguen a sus teléfonos móviles.

El actor, conocido por su papel en series de televisión como Los Serrano y Física o Química, cuenta a SALAMANCA24HORAS cómo vive la vuelta a los escenarios y da su opinión sobre la situación que rodea al mundo de la cultura.

¿Cómo ha sido este regreso tan peculiar a los teatros?

He tenido sentimientos encontrados, por una parte volver al escenario y volver a trabajar ha sido emocionante. Después del paréntesis de los meses de estado de alarma, ver a la gente disfrutar y reírse en las obras nos ha dado energía. Pero por otra parte, el panorama es diferente, se nota la frialdad al ver a la gente con mascarillas y de uno en uno. Pasa como en el resto de trabajos, ha habido cosas que han cambiado.

'Perfectos Desconocidos' cuenta la historia de una cena tal y como las conocíamos hace unos meses, sin mascarillas, sin guardar distancias de seguridad y sin limitación en el número de invitados, ¿Cuando estás actuando, se olvida un poco lo que está pasando? ¿Sirve como vía de escape?

Sí, totalmente, es importante decir que aunque se tratan muchos más temas, el vehículo de la obra es la comedia, el humor es fundamental y, habiendo interpretado en tiempos mejores esta misma obra, te retrotraes, parece como si no pasara nada. Los actores estamos muy controlados por test PCR y trabajamos sin mascarillas, por lo que cuando estamos actuando parece como si no pasara nada

Perfectos desconocidos 4


Respecto al famoso juego propuesto durante la cena, ¿alguna vez lo has probado con tu círculo de amigos? ¿Lo harías?

No, y que no lo pruebe nadie, hay que ir a ver la obra para saber que ese juego solo se hace en el teatro. Debería haber un cartel de “NO LO INTENTEN EN SUS CASAS”. El móvil es un sitio donde se guardan muchos secretos, es sano que cada uno tenga los suyos. Hay otras formas para poder mejorar las relaciones con la pareja y los amigos.

¿Cómo te llevas con las redes sociales? Parece que ahora más que nunca llevamos una vida paralela a través de ellas.

Si existiera una media de uso de redes sociales yo estoy por debajo seguro, es una cosa que me cuesta pero que a la vez me gusta y en cierto momento lo echo de menos. Es un elemento muy poderoso que nos tiene adictos y por eso a veces intento separarme, para no gastar todo el tiempo en lo mismo. A veces debería interactuar un poco más por redes, ya que ahora más que nunca son importantes para divulgar.

A la hora de ir de gira y visitar diferentes ciudades y teatros, ¿echas de menos algo en especial?

En algunos grandes teatros impacta mucho ver a la gente desde el escenario, con mascarilla y en fila de a uno, sobre todo en los grandes teatros. Pero lo que más impacta es, al acabar de actuar y poner un pie en la calle, ver todo cerrado. Hace unas semanas estuvimos en León y al terminar, los siete (Inge Martín, Juan Carlos Vellido, Olivia Molina, Elena Ballesteros, Bart Santana, Ismael Fritschi y él mismo) nos quedamos a tomar un vino pero no encontramos nada, estaba todo cerrado.

En Salamanca me conformaré con comprar un trozo de hornazo y comerlo en la furgoneta.

Teniendo plataformas que ya ofrecen un amplio contenido de entretenimiento, con muchas series y películas de todo tipo, ¿por qué la gente tiene que apostar y acudir también al teatro?

El teatro es una de las cosas con lo que no se puede competir, el hecho de estar viviendo por primera vez una función, incluso ver la misma función, no es comparable con cualquier cosa que te pueda ofrecer la televisión. Cada función tiene algo de diferente, porque los actores tenemos cada día un humor, cada día cambia, puede pasar cualquier cosa inesperada. Eso es algo que a los que actuamos y a los que vienen a ver las obras nos gusta.

En este caso el peor parado con la presencia de tanta plataforma es el cine.

¿Cómo vive un actor de “éxito” la crisis cultural a la que ha dado lugar la pandemia?

Con cierta pena y con el compromiso de divulgar que la cultura es segura, que en el teatro se toman muchas medidas de seguridad y la gente no va a hablar, se sienta y mira para adelante. La cultura no va a morir, no puede ser, y es importante transmitir a la gente que en momentos como estos puede ser un momento de salvación.

Las pequeñas compañías tienen que confiar y aguantar, porque el teatro es una labor muy necesaria y deben creer en lo que están haciendo.

¿Cómo ha sido el reencuentro con tus compañeros de Física o Química?

Maravilloso, en un principio cuando me propusieron el proyecto me hizo mucha ilusión pero lo mejor fue al estar ya con todos, leyendo el guion y durante las tres semanas y pico de rodaje ha habido un ‘buen rollo’, no dejábamos de recordar momentos del pasado.

FoQ

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído