Cientos de libros en cajas, algunas perspectivas de negocio y muchas dosis de romanticismo. La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión reúne en la Plaza Mayor de Salamanca a más de una veintena de libreros dispuestos a escribir su pequeña página en el otoño de las letras. ?Cuando compras un lote de libros viejos te estás metiendo en una aventura que podría ser de relato?.

Libros viejos, antigüedades, libros descatalogados, ediciones singulares, tomos que susurran la Historia desde el siglo XVI y que ya no les queda otra que gritarla. Cada uno de ellos contiene una narración. Un relato pensado, estructurado, redactado y plasmado con las mejores técnicas propias de cada época. Pero contiene otra más, aquella que está sobre sus tapas y no entre ellas. Su particular viaje, su camino.

?Recuerdo el caso de estos libros. Fuimos a comprarlos a una casa de un pueblo de Valladolid, allí vivía un señor muy particular y enigmático. Después de hacer la compra del lote nos llevó al patio y nos llenó dos bolsas de manzanas?. El mercado de la lectura siempre ha estado alejado de las frías transacciones comerciales, envuelto en un manto romántico. Algo que es necesario cuidar y conservar. En la era digital no sobrevivirían si fuera de otra manera.

?El librero de libro viejo siempre está entre todo ese cúmulo de aventura humana, cultural y de transmisión de conocimiento de unos a otros que está impresa, y la que él vive, que también podría contarse. Si juntáramos todas las historias de todos los libreros que estamos aquí, resultarían aventuras de lo más divertidas en unas ocasiones, y en otras de lo más trágicas?. Cuenta haber comprado el lote de un hombre que se había suicidado en la misma habitación en la que estaban los libros.

La Feria de Libro Antiguo esconde joyas de tanto valor que sus dueños no quieren mostrárselas a cualquiera. Otras sí, y las enseñan con orgullo. ?Esta colección habla del bandolerismo andaluz. En su época ya fue muy importante y ahora lo es más porque quedan muy pocos ejemplares. Es difícil encontrar una serie completa como esta, tal vez algunos ejemplares sueltos?.

Manuscritos y dibujos protegidos por el plástico. ?Es una carta que Wences Moreno le escribe a alguien de Salamanca que desconocemos. Está fechada en noviembre del 85. Dice que está rodando un comercial?. El librero destaca que los dibujos no engañan sobre su autoría. ?Habla incluso de la castañera, por detrás?. Lee el folio manuscrito por Wences Moreno: ?No te 'preciputes', la señora Casilda, la castañera, le saluda?. Sabe que posee una porción de la literatura universal.?Son fantásticos?.

Pequeños secretos que saltan al paso del lector fisgón en la ciudad de la cultura. El orgullo de un librero de libro viejo. ?Aquí tengo un original de Gloria Fuertes que dedica a su amiga Celia en 1945?. Recita sólo la dedicatoria:?a la simpática Celia, que sabe hacer hablar a la guitarra, con admiración?. Con el celo del que conserva algo que ahora quiere ofrecer. ?¿Sabes quien era Celia? Celia fue su pareja durante muchos años?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído