La Catedral de Salamanca muestra el 'Cristo que vuelve a la vida' del escultor Venancio Blanco

La obra, de 1991, podrá visitarse en la Capilla del Cristo de las Batallas durante la Cuaresma y la Semana Santa

5 Comentarios

Escultura Cristo Vuelve a la vida de Venancio Blanco. Foto: ICAL
Escultura Cristo Vuelve a la vida de Venancio Blanco. Foto: ICAL

La Catedral de Salamanca alberga la exposición temporal del 'Cristo que vuelve a la vida', realizado en el año 1991 por el reconocido escultor salmantino Venancio Blanco. La obra podrá visitarse, en el horario habitual de apertura del templo, durante la Cuaresma y hasta la conclusión de la Semana Santa en su nuevo emplazamiento de la Capilla del Cristo de las Batallas.

La muestra fue presentada este viernes en comparecencia pública por el deán de la Catedral de Salamanca, Florentino Gutiérrez Sánchez, quien ejerció un elogio sostenido sobre la obra y el momento que representa. “Me emociona cada vez que la veo. En el Cabildo creemos que es artísticamente muy bella. El Concilio pedía que la fe se haya cultura, y aquí tenemos un ejemplo de cómo la fe se ha hecho arte. Y bellísimo. Solo con ver la imagen uno se conmociona. Incluso un no creyente se tiene que preguntar qué acontece ahí. Para nosotros es un medio pastoral y litúrgico de primera categoría”, valoró sin ahorrar en calificativos.

No es la primera vez que el 'Cristo que vuelve a la vida' de Venancio Blanco reposa en la Catedral de Salamanca, puesto que lo hizo durante la exposición de las Edades del Hombre de Salamanca, hace ahora 28 años. Para Gutiérrez Sánchez, además, esta escultura puede suplir la “ausencia de actividades, vivencias y acontecimientos”, que ha supuesto la irrupción de la pandemia. “Queremos esto llene de gozo y atracción a todos los salmantinos, de la ciudad y la provincia. Que no tengan miedo a venir a visitarla, porque tenemos la garantía de que los criterios sanitarios se están cumpliendo”, aseguró.

El deán de la Catedral quiso además explicar la singularidad de la obra de Venancio Blanco por el instante que representa. “Sitúa esta imagen en un momento de tránsito entre la muerte y la resurrección. Es el Cristo que vuelve a la vida. Un idea bellísima”, afirmó, destacando a su vez que tiene mucho que ver con lo que se conmemora durante el Sábado Santo. “Es cuando nosotros celebramos que Cristo está en el sepulcro y realiza un intento de levantarse. Ya tiene un ojo abierto y está tratando de ver”, explicó.  

Ahondando en esta idea, Florentino Gutiérrez recordó además que el Sábado Santo, según las escrituras, se produce “una primera levantada”. “La segunda es la definitiva. Se levanta del sepulcro y sale. Es la resurrección. Esto, hecho plásticamente en una obra magnífica es para nosotros un don, una gracia”, manifestó, augurando que espera que pase allí “un largo tiempo”, una puerta que dejaron abierta tanto el Cabildo Catedralicio como la Fundación Venancio Blanco.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído