Comienzan las I Jornadas de Cultura Tradicional en los Jardines de Santo Domingo

Los actos previstos incluyen una exposición de gaitas charras que se podrá visitar en el patio de la Torre de los Anaya, un reconocimiento al etnógrafo salmantino Ángel Carril o los conciertos del grupo de folk Vallarna y del grupo Castijazz

0 Comentarios

 Torre de los Anaya
Torre de los Anaya

Este miércoles dan comienzo las I Jornadas de Cultura Tradicional organizadas por el Ayuntamiento de Salamanca. Los actos previstos incluyen una exposición de gaitas charras que se podrá visitar en el patio de la Torre de los Anaya. Las piezas que se exponen pertenecen a la colección privada de Francisco y David Vicente, que cuenta con más de 300 gaitas entre las que se incluyen algunas con más de 180 años de antigüedad, además de otras que han sido decoradas artesanalmente con técnicas como el pirograbado, la incrustación o el tallado. En esta ocasión se expondrán un centenar de gaitas, que se podrán visitar hasta finales del mes de agosto.

A las ocho de la tarde, en los Jardines de Santo Domingo, tendrá lugar la inauguración oficial de estas jornadas, en la que se recordará la figura del etnógrafo salmantino Ángel Carril, con motivo del 20 aniversario de su fallecimiento, que se produjo el 31 de julio de 2002.

A continuación, dará comienzo la mesa redonda “Del pasado al presente, lo que fuimos y lo que somos”, en la que participarán Agustín García y Joaquín Díaz, moderados por Cefe Torres, profesor del folklore y baile tradicional de la Escuela Municipal de Música y Danza de Salamanca.

Agustín García ha estado siempre interesado por la investigación, promoción y pervivencia de la cultura tradicional salmantina. Ha participado en numerosos foros, festivales, jornadas y encuentros relacionados con esta temática. Por su parte, Joaquín Díaz ha dedicado toda su vida al estudio y divulgación de la cultura tradicional. Ha publicado más de medio centenar de libros sobre diversos aspectos de la tradición oral: romances y canciones, cuentos, expresiones populares. Tiene grabados más de setenta discos y, además, ha dirigido y producido otros tantos con numerosos intérpretes y grupos de música tradicional. Es académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y pertenece a la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música, creada por la Sociedad General de Autores y Editores de España. Su trayectoria ha sido reconocida con numerosos galardones, como el Premio Castilla y León de Humanidades y Ciencias Sociales o la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Las actividades de este primer día finalizarán con el concierto del grupo de folk Vallarna, previsto a las diez y media de la noche. Es un grupo formado por cuatro músicos que elaboran su propia versión de la música tradicional de Cantabria y de Castilla y León, con sus voces y con instrumentos acústicos como el violín, el pito castellano, la guitarra y el bouzouki. Su nuevo disco cuenta con algunas colaboraciones especiales como las de Jesús Hernández Cifuentes “Cifu”, de Celtas Cortos, Natalie Haas (cello), Ramiro González (zanfona), Jaime Vidal (caja), Dani Álvarez (gaita), Soledad Rodríguez Aguirresarobe “Soltxu” (pandereta) y el mismo Alfonso Abad (contrabajo).

Las I Jornadas de Cultura Tradicional este el jueves 28 de julio con el concierto de Castijazz, un grupo formado por Carlos Soto y su folk Quintet, que presentarán en los Jardines de Santo Domingo su nuevo trabajo, titulado Tierra de nadie. Una ventana abierta desde Castilla hacia otras músicas.

Con las músicas de raíz en el punto de mira, Carlos Soto, uno de los fundadores de Celtas Cortos, nos propone un viaje musical por el mundo a partir de ritmos y melodías ibéricas. Para ello se nutre de las culturas que han pasado por la península a lo largo de los siglos; la música sefardí, el arte mudéjar y la música celta se mezclan con la influencia mediterránea y atlántica. La Tierra de Nadie es la tierra de todas. De todas las músicas, de los oídos dispuestos a descubrir, de los cuerpos ávidos de ritmos, de las mentes de memoria inquieta que no olviden su pasado mientras siguen construyendo el futuro. Tierra de Nadie simboliza esa frontera móvil que iba desde Al Ándalus hasta Asturias habitada por distintas gentes que, independientemente de cuan al sur o al norte estuviera esa línea, en esencia eran las mismas cantando las mismas canciones y bailando las mismas danzas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído