Detrás de cada procesión, hay un trabajo detrás. La representación de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en la calle de la mano de la cofradía y las hermandades de Semana Santa requiere de una labor muchas veces no conocida por el público en general. Esa labor a la que nos referimos es la que realiza el llamado Custodio. Será esta persona la que, por una parte, cuide la conservación y ornamentación de las imágenes Titulares de la Hermandad y de todo el patrimonio artístico de la cofradía que utilice para la procesión y para cuantos actos y cultos se organicen el resto del año.
 
Para entender mejor la labor, SALAMANCA24HORAS ha visitado la Casa de la Hermandad Dominicana. Allí, Ángel Luis Crego, remataba estos días los últimos detalles preparatorios para la procesión. En el llamado cuarto de custodios, aguardaban ya limpios faroles, insignias, envueltos estandartes o guardados cirios de cera que alumbrarán a las imágenes de esta hermandad durante la Madrugada del Viernes Santo. Brevemente, Ángel Luis, ofrece pinceladas sobre lo que es y la labor de un custodio dentro de una hermandad.
 
El custodio, además, es el encargado, junto con su equipo, de reparar cualquier desperfecto en lo material durante el año. Y de preparar la ornamentación de festividades. Dicho lo cual, se puede uno hacer a la idea de la cantidad de trabajo y tiempo invertidos, que reconforta en el resultado, pero que deja con ganas de más al solo poder disfrutar del resultado unas horas en muchas ocasiones.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído