La editorial Eurisaces surgió el 1 de otubre de 2012, a cargo de un grupo de gallegos. A día de hoy tiene tres obras publicadas: “El Tiempo y la Carne”, “La asombrosa conquista de la Isla Ballena” y “Cuatro Ojos/Four Eyes”. El grupo editorial ha presentado “El Tiempo y la Carne” y “Cuatro Ojos/Four Eyes”. El primer libro es una obra poética del autor Tito Suárez Pérez, libro que sus amigos consideran “una construcción con materiales del alma humana”.

Así debería, según los ponentes, considerarse la poesía. El motivo de un título tan peculiar es precisamente la doble perspectiva de la vida, la esencia en la que todo se cumple. La fe cumple un papel importante entre las páginas de “El Tiempo y la Carne”. También caben reproches al mismísimo Zaratustra. Pero si hay algo que caracteriza el espíritu que Tito Suárez plasma en estos versos, es su preocupación por el sufrimiento ajeno y por conseguir la felicidad de los demás.

La familia ocupa un lugar magistral, pero no se olvida de los pobres y enfermos, expresando en forma de símil el triste parecido entre la forma en la que un vagabundo viene al mundo y la forma en que lo deja. El romanticismo gótico también impregna las estrofas, llenándolas de alegorías a hermosas pinturas, filosofía, cementerios y la siempre melancólica noche, eterno amuleto de lo bohemio.

El otro título que Eurisaces ha presentado corre a cargo de Pablo Otero y Sara Canal, y lo han acogido bajo la colección de libros infantiles. Se trata de “Cuatro Ojos/Four Eyes”, una historia sobre una niña y las gafas que necesita, las cuales encuentra abandonadas en una óptica. El texto está narrado tanto en inglés como en español íntegramente.

Sara Canal ha asegurado que encontraron la idea en la simple cotidianeidad, que a veces resulta sorprendentemente mágica. Pablo Otero ha matizado que se trata de un libro de niños, no para niños, aspecto con el que han querido jugar para evitar un trato que encuentra odioso en algunos libros infantiles, que se dirigen al público más pequeño ignorando por completo la inteligencia de los niños.

Además, las ilustraciones que dan vida a esta historia de amistad entre unas gafas y una niña miope son puramente tradicionales dentro de lo que cabe esperar en una sociedad en la que el retoque por ordenador domina el arte sacrificando la autenticidad. “Queríamos darle frescura y expresividad. Ver las herramientas del oficio, un lápiz, la textura del papel, manchas.

El origen de incluir unas gafas como motor y centro del argumento es muy simple: los dos autores usan gafas. El libro se ha publicado de forma apaisada, de modo que hay que girarlo, estilo doble página. De este modo han podido aprovechar el espacio que necesitaban al máximo. Tanto Pablo Otero como Sara Canal han creado un blog en el que los lectores y seguidores podrán intercambiar impresiones sobre la obra y expresar la relación que mantienen con sus propias gafas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído