“La Hermandad Universitaria ha sabido mantener su esencia con el paso del tiempo”

 “La Hermandad Universitaria ha sabido mantener su esencia con el paso del tiempo”
“La Hermandad Universitaria ha sabido mantener su esencia con el paso del tiempo”
La Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de la Luz y Nuestra Señora de la Sabiduría de Salamanca se fundó en 1948 en el seno de las Congregaciones Marianas Universitarias de María Inmaculada y San Luis Gonzaga (los Luises). Desde un principio surge como respuesta radical al folclorismo y vulgaridad en que en aquellos años habían caído la mayor parte de cofradías salmantinas. Integrada por universitarios y amparada por el Alma Mater, comienza a desarrollar sus actividades en las que, desde el inicio, se implican las Autoridades Académicas de aquellos años. Son múltiples y variadas las muestras de apoyo que en esos tiempos recibe desde los diversos sectores de la Comunidad Universitarios. Así, en su primera Junta de Gobierno ocupa el cargo de Segundo Hermano Mayor el Profesor de Derecho Romano, Don Juan Iglesias, autor además de la Oración de Ofrenda Universitaria que aún pervive reproduciéndose anualmente en el Patio de Escuelas todos los Martes Santo. El desfile profesional se preside por el Rector que es acompañado, además, por varios Doctores revestidos de las galas académicas, por no mencionar las diferentes celebraciones que tienen lugar en la Capilla Universitaria.
 
Con esta pautas pervive la Hermandad hasta los años 70 en que sufre un crisis similar a la del resto de cofradías y hermandades, llegando incluso a suspenderse durante varios años el propio desfile. Es en la década de los ochenta cuando cobra un nuevo impulso de la mano de nuevos miembros, estudiantes entonces en su mayoría, que dan un nuevo ritmo acorde con los tiempos. Se reforman los Estatutos que rigen la Hermandad y se empiezan a perfilar las líneas generales de lo que hoy representa. La referencia a la Universidad es mucho más amplia y la participación de los diversos sectores que integran la Comunidad Universitaria también, tanto que en la actualidad forman en ella, alumnos, profesores, personal de administración y servicios y antiguos alumnos. Sin vanidad puede afirmarse que es la única institución con un elenco similar.
 
Fernando Romo, hermano mayor de esta hermandad, destaca el carácter íntimo y de recogimiento que ha mantenido la Universitaria con el paso del tiempo. Además de esa relación con la institución académica que a día de hoy, como ya se ha comentado, sigue vigente. Con buenas expectativas para la procesión, y deseando que el tiempo esta vez sí deje salir a la calle a la hermandad, asegura que el atractivo reside en haber mantenido a lo largo del tiempo su esencia. “El atractivo que tiene nuestra hermandad es el mantener las cosas sin hacer cambios excesivos. Con el paso del tiempo, evidentemente, algo hubo que cambiar. Se fueron introduciendo novedades que, en definitiva, han ayudado a mejorar la procesión. Es el caso de la promesa de silencio en el Patio de Escuelas (antes se hacía en el interior de la Iglesia de la Clerecía), la incorporación de la mujer o el que abra la procesión un trío de capilla”, afirma Romo en este sentido. “Esta hermandad es muy íntima y me quedo con ello, sobre todo, en el momento en el que venimos y subimos de regreso por la calle de la Compañía”.
 
DATOS
 
NOMBRE: Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de la Luz y Nuestra Señora de la Sabiduría.
AÑO DE FUNDACIÓN: 1948.
PASOS: Santísimo Cristo de la Luz (Esteban de Rueda, S. XVII) y Nuestra Señora de la Sabiduría (componen un mismo paso procesional).
ACOMPAÑAMIENTO MUSICAL: Trío Musical Christus y Banda de Música de Piedrahita (paso Santísimo Cristo de la Luz y Nuestra Señora de la Sabiduría).
PROCESIÓN (Martes Santo, 21:15 horas): Iglesia del Espíritu Santo (Clerecía), Plaza de San Isidro, Libreros, Patio de Escuelas (Oración y promesa de Silencio), Libreros, Calderón de la Barca, Pla y Deniel, Rúa Mayor, Plaza del Corrillo, Juan del Rey, Prado, Plaza de Monterrey, Compañía , Rúa Antigua, Iglesia del Espíritu Santo (Clerecía)
HÁBITO: El hábito es decorosamente pobre. La túnica, de color negro, está confeccionada en tela "viscosilla"; el cíngulo es de color blanco con un solo nudo a la cintura; capillo negro en cuya caída delantera está el anagrama y unas sandalias de esparto atadas por cintas. Se prohíbe desfilar con cualquier tipo de joyas, relojes, etcétera, permitiéndose únicamente las alianzas.
HERMANOS: 220.
LUGARES DE INTERÉS: Salida desde la Iglesia del Espíritu Santo (Clerecía), oración y Promesa de Silencio en el Patio de Escuelas, subida por la calle de la Compañía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído