El Domingo de Ramos se ha completado con la procesión del Perdón. Un desfile especial porque se ha realizado un año más con el reo indultado, S.G.G., del centro penitenciario de Topas. El paso salió desde el Monasterio de las Bernardas recuperando el acompañamiento musical del que el año pasado prescindió en homenaje a su hermano mayor fallecido, Santiago Hernández. El acto más emotivo tuvo lugar durante la liberación del preso en el Arco del Perdón, junto a la avenida de La Aldehuela.

Eran las 20:10 horas cuando la procesión salía del monasterio entre la expectación de un barrio que vive con fervor cada año el desfile de su Cristo. Además, se trata de la única hermandad que cuenta con monumento propio para llevar a cabo el indulto, este año con la intención de darle mayor realce al acto. Pero sobre las nueve y media de la noche comenzó a llover con fuerza, desluciendo la procesión y llenando de paraguas las calles, lo que obligó a la hermandad a regresar al monasterio para realizar allí el indulto.

 
La Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón fue fundada en 1945 y tiene su sede en el Nuevo Monasterio de las Madres Bernardas de Jesús. Con origen como Hermandad filial de la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía, ha desarrollado numerosas obras de caridad entre la población reclusa de la prisión salmantina, lugar hasta donde llegaba, allí entraba en su interior con la imagen del Cristo, celebrando el Vía Crucis y liberando a un recluso, en la actualidad se sigue cumpliendo con esto último. Sus pasos son el Santísimo Cristo del Perdón, excelente imagen de un crucificado del siglo XVII realizado por Bernardo Pérez de Robles, Camino al Calvario, paso compuesto por todas las estaciones del Vía Crucis en los laterales, frontal y parte posterior, con una gran cruz con sudario presidiéndolo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído