Julia Navarro: “La cultura está en el ADN de Salamanca”

La escritora ha presentado su última novela “De ninguna parte” en la capital charra

 Julia Navarro
Julia Navarro

Descifrar la conducta humana, el camino que lleva a las personas a llegar al límite, el dolor. La escritora Julia Navarro ha presentado en Salamanca su séptima novela. Un relato que habla del alma humana, de la conciencia atormentada, de la lucha por la libertad, de venganzas y odios, del desarraigo. “De ninguna parte” narra la historia de dos exiliados fuera de lugar, dos almas que sufren y que están unidas por la sangre y el odio, enfrentadas sin remedio por el fanatismo y la brecha abierta entre oriente y occidente. 

Trae a Salamanca su séptima novela "De ninguna parte" ¿Qué le sugiere la ciudad?

Decir cultura y decir Salamanca es decir lo mismo. Es una de las ciudades más antiguas de Europa, la cultura está en su ADN y el ADN de Salamanca tiene que ver con el conocimiento, con el estudio, … es un lujo de ciudad.

¿La cultura está suficiente valorada, suficientemente apoyada?

Las manifestaciones artísticas están dejadas de la mano La cultura no está en la agenda de los políticos, creen que eso no da votos y no está en su agenda.

Antes de novelista fue periodista. ¿Echa de menos la intensidad de la información diaria?

No lo echo de menos. Para mí el periodismo ha sido una gran pasión, lo he vivido muy intensamente pero ahora estoy en otra etapa distinta. Llego un momento que era muy difícil hacer compatible el periodismo con la escritura y tuve que tomar esa decisión. Fue una gran pasión, pero prácticamente lo había hecho casi todo y por tanto podía cerrar esa puerta y abrir otra a ver qué pasaba.

Ha dejado atrás el periodismo de la inmediatez, de las redes sociales...

Esa es la parte en la que estoy contenta. Han cambiado todos los paradigmas de nuestra sociedad con las nuevas tecnologías y también ha cambiado la forma de hacer periodismo. Pero esto también es parte de la nueva realidad.

Tras el descubrimiento de que Carmen Mola era un pseudónimo y todas las voces que se han alzado en protesta¿Cree que las mujeres lo tienen más difícil en el mundo editorial?

Es que las mujeres siempre lo hemos tenido más difícil en todos los sectores. Todo lo que hemos conseguido ha sido fruto de una lucha constante. Yo creo que ha existido una mirada un poco soberbia sobre la literatura escrita por mujeres en que, salvo algunas excepciones, los libros escritos por mujeres se miraban como si fueran libros menores. Afortunadamente ese techo lo estamos rompiendo. Hace poco había un dato que los libros escritos por autoras estaban sobrepasando en ventas a los autores. Mi experiencia, sobre todo en las ferias que es donde tengo contacto con los lectores, es buena tanto con hombres como mujeres, pero que hayamos roto ese techo de cristal en el que la literatura escrita por mujeres haya ido superando esa mirada condescendiente es un logro importante.

En sus últimos libros se tratan temas muy actuales como el terrorismo, la inmigración, las víctimas de los conflictos religiosos, …

Me interesa la condición humana y plantear porqués. Porque suceden las cosas y los límites del ser humano. En las novelas hay elementos recurrentes: los claro oscuros del alma, el rencor, el miedo, la desesperanza, el desarraigo. Esos son elementos que cruzan mis historias.

¿Son problemas que la sociedad actual no sabe o no quiere solucionar?

No los miramos. Esta es una novela de acción para la reflexión, en primer lugar, sobre la enorme brecha que hay entre Oriente y Occidente que cada vez es mayor. ¿Por qué sucede eso? Yo intento entender qué sucede, por qué Europa sufre el azote del integrismo islámico en las últimas décadas. Otro problema es la inmigración, el desarraigo, la angustia por la que atraviesan millones de personas que un día tienen que dejar sus casas huyendo de la guerra, de la violencia y la miseria intentando llegar a un sitio donde creen que van a tener una vida mejor. Yo me intento poner en su piel y pienso qué me pasaría a mi si tuviese que hacer ese viaje. El fenómeno de la inmigración es un fenómeno en que Europa no está sabiendo dar una respuesta, no está a la altura del desafío. No lo está. Esta Europa civilizada, de los derechos humanos permite que sucedan cosas como lo que ocurre en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. No entiendo como pueden dormir tan tranquilos los gobernantes europeos viendo el infierno por el que están pasando todas esas personas.

¿Cree que influye en su manera de plantear sus novelas su profesión como periodista?  

A mí el periodismo me ha dado las herramientas para construir mis historias. El periodismo es una escuela de vida. El periodista tiene la suerte de poder vivir muchas vidas. Es el oficio más apasionante del mundo. Me ha permitido conocer a personas que de otra manera no habría conocido. Me ha permitido viajar a lugares a donde no habría viajado, me ha permitido contar y estar en primera fila contando acontecimientos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído