Adaptación del texto de Samuel Beckett, protagonizado por un ser sin nombre que habita entre los muertos y yace como un pedazo de basura más entre desechos de todo tipo, un ente acosado por los gritos incesantes de una mujer que nos cuenta como si estuviese obligado, y muy a su pesar, una historia de inmovilidad y desconocimiento del carácter humano. Entre la repulsión y la soledad empieza a extrañarla. Ella lo lleva a vivir a su casucha, sin agua ni luz, pero para él es una mejora y el ente que lo único que desea en la vida es dormir se echa cual perro en su canasta, sin saberlo esta será su primera y única noche de amor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído