Una de las citas imprescindibles de la primera jornada del Festival Internacional de las Artes (Facyl) es el Proyecto Orquestal y Coral Infantil ‘In Crescendo’. Esta formación, inspirada en el Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela, se implantó en el centro Allúe Morer de Valladolid gracias a la iniciativa promovida por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) y como respuesta a las necesidades de algunos de sus alumnos, en riesgo de exclusión social.

Alrededor de un centenar de niños actuaron, de forma consecutiva, en tres emblemáticos espacios de la ciudad: la Plaza del Liceo, la Plaza Mayor y la Plaza de Anaya. Como explicaba Silvia Carretero, responsable del programa socio-educativo del Centro Cultural Miguel Delibes y de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, “la labor de ‘In Crescendo’ ha permitido acercar la cultura y especialmente la música los más pequeños de una forma diferente, promoviendo valores como la tolerancia, el esfuerzo, el trabajo en equipo y el poder de superación”.  “Sus resultados son elocuentes: se ha reducido el absentismo escolar en el centro Allúe Morer y se ha potenciado una forma de comunicación diferente entre los alumnos”, añadía.

 
La metodología pedagógica de In Crescendo parte de un variado repertorio vocal que abarca desde música de origen árabe y rumano hasta obras de Bach y Beethoven, pasando por el gospel y piezas tradicionales africanas. A partir de esas composiciones vocales comienza el aprendizaje instrumental. En la actualidad, numerosos músicos de la OSCyL colaboran con el proyecto, como Paula Santos (viola), Montserrat Aldomá (violonchelo), Ximo Clemente (contrabajo) y Jordi Creus (violonchelo), entre otros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído