Muchas veces decimos que la Cofradía de la Vera Cruz es la madre de la Semana Santa de Salamanca y no nos equivocamos, pues muchas otras tienen allí su origen. También es el caso de la Ilustre Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro, cuya procesión nació un Miércoles Santo. Sin embargo, la devoción por esta imagen de lo que no formaban parte de la Vera Cruz pero sí realizaban procesión, por aquel entonces, inspiraron la creación de la Ilustre. El origen de su fundación se encuentra en noviembre de 1688 teniendo como sede el Convento de San Francisco el Real y siendo refundada un primero de mayo del año siguiente. En 1715 adquirió paso propio, por lo que la Congregación encargó la realización de ocho imágenes (hoy cinco) que representaran el momento del encuentro de Jesús con las hijas de Jerusalén. El Nazareno fue encargado a José de Larra Churriguera y salió en procesión por vez primera en 1716.

Este último hecho no gustó en Vera Cruz, lo que provocó que finalmente la Congregación fuera expulsada del Convento de San Francisco. Por ese motivo, la Ilustre dejó de participar de cualquier procesión promovida por la Cofradía de la Vera Cruz y buscó sede, primeramente, en el Colegio de Clérigos menores de San Carlos Borromeo. Pero, en 1724, por intervención del obispo y caballeros comisionados de la ciudad, logró que Vera Cruz y Nazareno firmaran la concordia reintegrándose la última en los desfiles de la primera con paso propio. Por otra parte, en 1811 la Congregación se disolvió y se trasladó su patrimonio a la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa. Hoy es sede canónica de esta cofradía, que quedó restaurada un año después para iniciar su etapa tal y como la conocemos hoy haciendo su procesión en la ya extinta General del Santo Entierro (ya con el grupo escultórico del Santo Entierro) haciendo lo propio, este 2014, en solitario.

En la procesión de la Ilustre y Venerable Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro se pueden ver representado el encuentro de Cristo con la Virgen camino del Calvario. Componen la escena un Cirineo ayudando con la Cruz, un sayón sosteniendo los clavos para la crucifixión en el cinturón, otro tirando del cíngulo que lleva al cuello Jesús y a un soldado romano. Por su parte, el Santo Entierro representa el entierro de Cristo a través de siete imágenes, cuya distribución en el paso ha ido cambiando con el paso de los años. El motivo principal lo forman José de Arimatea y Nicodemo. Detrás, San Juan que consuela a la Virgen. Una mujer mayor con un ánfora (eliminada posteriormente para aligerar el peso del paso) y María Magdalena.

Desde hace tres años, esta cofradía viene haciendo procesión fuera de la General del Santo Entierro. Ya extinta, las hermandades que la formaban realizan su Salida Penitencial de manera individual sin depender unas de otras. Sin duda, un hándicap que durante años han criticado tanto los hermanos mayores implicados. Sin embargo, los problemas no acaban, pues siguen coincidiendo en la calle y ello hace llevar a cabo un cumplimiento estricto de horarios para no interferir unas con otras. El año pasado, a pesar de la valoración positiva de hacer procesión por separado, la nota negativa del Viernes Santo fue el encuentro de la Congregación de Jesús Nazareno con la de Jesús Rescatado en la Plaza de Anaya. Algo que el Hermano Mayor de la primera, Alejandro Pérez de la Sota, cree que va a volver a suceder ?porque no se ha visto voluntad para solucionar este problema?. ?El Rescatado, que el año pasado se saltó su horario, ha adelantado media hora su salida pero ha retrasado otra media hora su llegada a la Catedral, con lo cual, volveremos a coincidir a las 21:30 horas en Anaya y a ver qué pasa?.

Pero dejando al lado la polémica, el Hermano Mayor de la Congregación de Jesús Nazareno alaba ?que sea una cofradía muy tradicional?. Destaca, por su parte, la organización y la estética de la procesión que este año volverá a mantener realizando el acto de la Adoración de la Cruz a la salida. Un acto al que espera dotar de mayor solemnidad. A pesar de lo tradicional, y de las pocas novedades que ofrece siempre esta cofradía, esta Semana Santa contará con una muy visible y que muchos anhelan aunque comprendieron la decisión de suprimir en su momento. Este año los pasos, como ha indicado Alejandro Pérez de la Sota a este diario, ?recuperan el adorno floral?. Cabe recordar que éste, con la llegada de la crisis, fue suprimido para así poder destinar su coste a obras de caridad. Finalmente, el Hermano Mayor invita a todos los salmantinos ?a cruzarse con la mirada del Nazareno? el próximo Viernes Santo. Imagen que, por cierto, la próxima Semana Santa cumplirá tres siglos.

ILUSTRE Y VENERABLE CONGREGACIÓN DE JESÚS NAZARENO Y SANTO ENTIERRO

AÑO DE FUNDACIÓN: 1686
PASOS: Jesús en la calle de la Amargura (José de Larra Churriguera, 1716) y Santo Entierro (Francisco González Macías, 1942).
ACOMPAÑAMIENTO MUSICAL: Banda de Música Felipe Espino (Jesús en la calle de la Amargura) y Agrupación Musical de María Santísima de la Estrella (Santo Entierro).
PROCESIÓN: (Viernes Santo, 19:30 horas): Iglesia de San Julián y Santa Basilisa, Obispo Jarrín, Plaza del Mercado, Plaza del Poeta Iglesias, Quintana, Juan del Rey, Prado, Prior, Palacio del Monterrey, Plaza de las Agustinas, La Compañía, Rúa Antigua, Plaza de San Isidro, Libreros, Calderón de la Barca, Pla y Deniel, S.I.B. Catedral Nueva de Salamanca, Rúa Mayor, Plaza del Corrillo, Plaza Mayor, Plaza del Poeta Iglesias, Plaza del Mercado, Obispo Jarrín e Iglesia de San Julián y Santa Basilisa.
HÁBITO: Los congregantes visten túnica de cola de holandilla morada con verdugo de la misma tela y color. Al cuello llevan cíngulo amarillo y en la cabeza corona de espinas. Desfilan portando una cruz al hombro.
HERMANOS: 435.
LUGARES DE INTERÉS: Salida y entrada en la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa, Compañía, Rúa Mayor y Plaza del Mercado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído