​La Sala de Santo Domingo acoge hasta junio la nueva exposición del escultor salmantino Venancio Blanco, ‘El Capricho de la idea’

Reúne más de un centenar de obras realizadas entre 1959 y 2018, que recogen el ideario más personal de Venancio, y que incluye parte de la colección ‘Los dibujos de desayuno’, compuesta por los apuntes que el artista solía realizar en servilletas de bar durante los últimos años. La exposición podrá visitarse durante el primer semestre del año y la entrada es gratuita

 El capricho de la idea (7)
El capricho de la idea (7)

La Sala de Exposiciones de Santo Domingo de la Cruz acoge, desde este martes, una nueva muestra del escultor salmantino Venancio Blanco, que lleva por título ‘El Capricho de la idea’. Se trata de la octava exposición de la colección de Venancio que la ciudad alberga de forma permanente gracias al acuerdo firmado en septiembre de 2014 entre el Ayuntamiento de Salamanca, y la Fundación Venancio Blanco.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha sido el encargado de presidir la inauguración, donde que la exposición es “un atractivo más para quienes nos visitan” y una nueva oportunidad para seguir conociendo a “uno de los grandes creadores de nuestro tiempo”, a la vez que ha recordado que la exposición demuestra, una vez más, que Venancio Blanco fue “un artista inagotable”.

Pudiéndose visitar hasta junio, ‘El Capricho de la idea’ se suma a la gran oferta cultural de Salamanca que hace que sea Capital Europea en ese aspecto, como recordó García Carbayo. Más de un centenar de obras “íntimas” realizadas entre 1959 y 2018 que recogen “su ideario más personal” y que muestran al visitante la capacidad de trabajo, la ilusión y el interés por las sugerencias que la vida le presentaba, demostrando que “los grandes maestros no tienen nada que esconder” por lo que mostró sin miedo “los secretos de su creación”.

Unos dibujos presentados por primera vez en 2015 con motivo del centenario de Santa Teresa

En 2015, con motivo del Centenario de Santa Teresa, la Fundación Venancio Blanco mostró por primera vez los ‘Dibujos de desayuno’. Trazos libres de compromiso “que Venancio realizaba durante el café de la mañana” utilizando como soporte la servilleta de bar, matizó el alcalde de Salamanca.

García Carbayo reflejó que en la presente ocasión estos originales apuntes, que parten de una “gran diversidad temática”, llenan la sala de exposiciones de Santo Domingo de la Cruz, acompañados de esculturas y dibujos de mayor formato que contienen “una relación directa con aquellos”.

Así se puede realizar “el juicio de un artista como el que Venancio nos merece”, puesto que toda su obra sirvió para “dar rienda suelta a su espíritu”, lo que le hizo ser “un creativo reconocido y admirado por todos”.

Más de 60.000 personas han visitado ya sus exposiciones en la Sala de Santo Domingo

El alcalde también cifró en más de 60.000 personas las que han visitado ya las siete exposiciones de Venancio Blanco que se han celebrado en la Sala de Exposiciones de Santo Domingo.

La primera que se llevó a cabo fue ‘La música en la escultura de Venancio Blanco’ y la visitaron 11.937 personas; la segunda, ‘Obra religiosa’ recibió la visita de 7.138 personas; la tercera, titulada ‘Divertimentos de taller’ fue visitada por 8.566 personas; ‘Retratos’ recibió 10.107 visitantes; ‘ABSTRACCIONES’ fue visitada por 8.384 personas; ‘Un proceso escultórico’ recibió 7.784 visitas; y la última, ‘Obra Gráfica’, ha sido visitada por 8.593 personas.

Por ello, invitó a los salmantinos y a los visitantes de la ciudad “a seguir conociendo a uno de los creadores que fue premiado con la Medalla de Oro de la Ciudad en 2015 y que es un atractivo más a la filosofía de vida de la ciudad.

“Ha pasado casi un año desde que culminó el dibujo de su vida, pero pienso que sigue dibujando”

Francisco Blanco Quintana, presidente de la Fundación Venancio Blanco además de hijo del artista, quiso agradecer a todos aquellos que han hecho posible la exposición, incluyendo al personal que trabaja día a día en una sala de la que el escultor y artista “verdaderamente se enamoró”.

“Ha pasado casi un año desde que culminó el dibujo de su vida, pero pienso que sigue dibujando”, prosiguió Francisco Venancio hablando de su padre, recordando que “nos ha dejado su legado en Salamanca, como era su deseo”, lo que provocará que su espíritu “siga siempre vivo y dándonos vida a todos”.

Sobre la exposición, el presidente de la Fundación Venancio Blanco incidió en que “no es caprichoso el artista, lo es la idea”, y su padre acudía diariamente a su taller para trabajar de manera aplicada “sin pereza, ni desgana ni descanso”, puesto que se sentía un privilegiado por poder hacer lo que hacía.

Así, lo definió, como él mismo hacía, como “artista, artesano y hombre”, y detalló que esta muestra recoge “las servilletas que descubrió en el bar y donde vertía su primer padre nuestro, y así hasta el último día, porque no dejó de dibujar”. En ellas ha recogido todos los imaginarios posibles, desde flores hasta desnudos, llenado “miles de papeles, sencillos pero jugosos”.

La exposición se podrá visitar hasta junio de 2019. La entrada es gratuita y el horario de visitas es de martes a viernes, de 17 a 21 horas; sábados, domingos y festivos, de 12 a 14 horas y de 17 a 21 horas.

Venancio Blanco

Nació en Matilla de los Caños (Salamanca) en 1923 y falleció en 2018. Formó parte del grupo de los Seis Escultores que se crea en los años 60 en Madrid, considerados en el marco de la escultura neofigurativa. Desde 1977 fue miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y perteneció a otras Academias en España y en Roma. En 1981 fue nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma.

Ha sido galardonado con diversos premios nacionales e internacionales, tales como Premio Nacional de Escultura, Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes, Gran Premio de Escultura en la V Bienal de Arte de Alejandría, Medalla de Oro en la IV Bienal de Arte Sacro de Salzburgo, Premio de las Artes de Castilla y León y Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca (2015).

Su obra en encuentra en diversos museos y colecciones particulares de España y del extranjero, entre los que destacan el Museo del Vaticano en Roma, Museo Nacional de Arte Contemporáneo Reina Sofía en Madrid, Museo de Bellas Artes de Salamanca, Museo de Bellas Artes de Amberes, Museo Nacional de El Cairo, Catedral de la Almudena en Madrid o el Museo de Escultura al Aire Libre en Alcalá de Henares. Igualmente cuenta con el Museo Religioso Venancio Blanco, de la Fundación Mapfre, en el Plantío (Madrid).

En el año 2009 se crea la Fundación Venancio Blanco, que pretende contribuir a una mayor presencia y protagonismo del arte en la sociedad, partiendo de la obra y personalidad de Venancio Blanco. El mayor esfuerzo de la Fundación se dirige a fomentar y difundir la escultura y el dibujo, sin olvidar los distintos oficios y materiales del taller, así como otros ámbitos de las Bellas Artes como la música.

Obra de Venancio Blanco en Salamanca

  • Monumento al Vaquero Charro. Pza de España. Salamanca
  • Monumento a Gerardo Gombau. Pza de San Julián. Salamanca
  • Monumento a San Francisco de Asís. Campo de San Francisco. Salamanca
  • Relieve. Instituto de Educación Secundaria Venancio Blanco. Salamanca
  • Medallón del Rey Juan Carlos y Dña. Sofía. Plaza Mayor de Salamanca
  • San Fernando. Cuartel de Ingenieros General Arroquia. Salamanca
  • Santa Teresa. Alba de Tormes. Salamanca
  • Colecciones privadas

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído