La salmantina Pilar Fraile, primera mujer en ganar el Premio de la Crítica de Castilla y León

La narradora se alza con el premio por la novela ‘Días de euforia’, una obra de "estructura compleja", pero "fácil de leer" que traza un "fresco de nuestros días"

0 Comentarios

Pilar Fraile, en la fotografía que ilustra su libro
Pilar Fraile, en la fotografía que ilustra su libro

Pilar Fraile, narradora, poeta y profesora salmantina, se convirtió hoy en la primera mujer en alzarse con el Premio de la Crítica de Castilla y León, galardón creado por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua para reconocer al mejor libro de un autor de nuestra comunidad publicado el año anterior. 

Ese éxito, que llegó en la XIX edición del Premio, le fue concedido por la novela 'Días de euforia', una obra de "estructura compleja", pero "fácil de leer" en la que traza "un fresco de nuestros días", un tiempo lleno, entre otros problemas, de "falsas euforias".

El jurado, que tenía previsto reunirse en Ávila como en las anteriores ediciones, tuvo que deliberar en una reunión virtual al hacer imposible las restricciones por la pandemia el encuentro presencial, eligió la obra ganadora entre las once finalistas, destacando los muchos valores que atesora.

La comunicación del fallo, en atención a ese apoyo que Ávila presta al Premio de la Crítica desde sus inicios, contó con la participación del alcalde de la capital, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y del concejal de Cultura, Ángel Sánchez, además de con la presencia ‘virtual’ del director del ICyLL, Gonzalo Santonja, y de los miembros del jurado Francisca Noguerol, de la Universidad de Salamanca, y Carlos Aganzo, del grupo Vocento.  

Destacó en primer lugar Gonzalo Santonja que el debate del jurado había sido «sólido» para elegir entre once libros entre cuyos autores se cuenta «gente muy joven que garantiza la renovación, al mismo tiempo que los maestros siguen haciendo obras magistrales», diálogo del que había salido la decisión de premiar una novela «que ha sido recibida con estusiasmo por la crítica y por los lectores, y que este jurado ahora refrenda».

Complejidad. Francisca Noguerol destacó de Días de euforia su "ambición y su complejidad", lo que no quita para que "haga fácil lo difícil" en una "novela coral que habla del mundo contemporáneo desde puntos de vista en el que se entreveran para hacer un fresco de nuestros días".

La novela, añadió, habla entre otras cosas "de la dificultad para relacionarnos, de la euforia mal entendida del presente, del mundo narcisista en el que vivimos", todo ello sirviéndose de "una estructura compleja que lleva a un final solidísimo".

Carlos Aganzo, por su parte, destacó "la mucha calidad de las obras finalistas en un año de poca publicación de libros", para centrarse de inmediato en la novela ganadora afirmando, tras destacar que es la primera vez que una mujer se alza con este premio, que "tiene de todo, actualidad, sentido del humor salutífero que nos coloca a todos ante la esperanza y una fuerza extraordinaria".  

Resaltó también de Días de euforia "lo fácil que se lee" a pesar de su complejidad formal y como es capaz de invitar "a pensar en qué mundo tan complicado" se vive, para finalizar afirmando que "Pilar Fraile es una escritora de una potencia literaria magnífica, es todo un lujo".

El valor de la obra, añadió, "no está en su actualidad palmaria, sino en saber hablar del hombre contemporáneo con independencia de la pandemia en un momento en el que nos estamos convirtiendo en números, en 'big data', sin saberlo, en el que vivimos una extraña euforia, un extrañamiento y una enajenación que son una tragedia".

El alcalde de Ávila, a quien le fue concedido el ‘honor’ de hacer público el nombre de la ganadora, agradeció al Instituto Castellano y Leonés de la Lengua y al jurado del Premio la labor realizada, y felicitó tanto a Pilar Fraile como al resto de finalistas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído