El obispo de Ciudad Rodrigo, Raúl Berzosa, ha realizado este martes el pregón de la Semana Santa de Salamanca, acto de apertura de la Pasión, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Ante un abarrotado teatro Liceo, estuvo arropado por las autoridades de la ciudad y los hermanos mayores y presidentes de las cofradías, hermandades y congregaciones, con su presidente al frente, José Adrián Cornejo, quien ha declarado que "nuestra Semana Santa necesita un cambio estructural". Berzosa destacó que tal es la importancia de la Pasión salmantina que "no necesita pregoneros", para asegurar que "la Semana Santa es provocación en medio de nuestra cultura de la increencia y de la dramática crisis social y económica".

Tras el saludo de José Adrián Cornejo a las autoridades religiosas, civiles y militares de la ciudad, éste recordó el origen fraternal de la Semana Santa, dedicada al cuidado de los enfermos y más necesitados mediante un fuerte carácter de asistencia social que permanece a día de hoy: "Hoy nuestras cofradías también tienen ese carácter social, doy fe de que todas a lo largo del año os preocupáis por los más necesitados. Los tiempos actuales no son buenos para muchas personas y si para atendender esas necesidades tenéis que tomar la decisión de colocar en vuestros pasos procesionales una flor menos, o si la cera tiene que ser de menor calidad e incluso si tenéis que prescindir de algún acompañamiento musical, que no os tiemble el pulso, pues estoy seguro de que esa decisión habrá merecido la pena".

Y recordó que las cofradías son asociaciones públicas de fe y que, por tanto, también deben preocuparse por sus cofrades en esa materia. Con respecto al cambio estructural, José Adrián Cornejo propone "trabajar sin prisa, pero sin pausa, meditando en profundidad todas las decisiones, para que los días centrales  de esta semana sean organizados acorde a lo que fue la pasión de Cristo". 

Pregón de Raúl Berzosa

El obispo de Ciudad Rodrigo apoyó su pregón en siete puntos fundamentales. En el primero de ellos bajo el título 'La Semana Santa no necesita pregoneros', destacó que  la Semana Santa es "identidad, resistencia y provocación en medio de nuestra cultura del olvido y la increencia, del laicismo, del fragmento postmoderno, de la globalización mercantilista, del endiosamiento neoliberal o de la dramática y persistente crisis social y económica". El obispo invitó a pronunciarse en una Semana Santa que, según él, no necesita ser pregonada porque habla por sí sola: "La Semana Santa es todo menos folklore, tradición rutinaria, leyenda o mito. Es pasión por un hombre real, de carne y hueso: Jesús de Nazaret". 

Raúl Berzosa afirmó que esta Semana Santa nos revela un Dios diferente: "En relación a los dioses de otras religiones nuestro Dios también sufre y tiene corazón. Dios es amor, compasión, salud y vida. Por eso la cruz, símbolo de sufrimiento extremo, introdujo en la misma vida divina de la Trinidad un dolor infinito". También señaló que se trata de un acontecimiento siempre actual como "memoria viva que sabe plasmar en imágenes procesionales un acontecimiento que perdura". Recordó que no podemos olvidar que se trata de una pasión real, "la de hoy, sufrida en los miembros dolientes del cuerpo místico de Cristo; pasión en campos de batala, en hospitales y psiquiátricos, en casas de acogida de inmigrantes y de trata de blancas, en pateras a la deriva y en hogares donde el maltrato es más frecuente que el pan de cada día". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído