El Teatro Liceo acogerá este sábado la obra “Divinas Palabras”, una coproducción del Centro Dramático Nacional y Producciones Faraute

Las entradas tienen un precio de 15, 20 y 25 euros y están a la venta en www.ciudaddecultura.org

1 Comentarios

Foto: Ayto. Salamanca
Foto: Ayto. Salamanca

Este sábado continúa la programación teatral del Ayuntamiento de Salamanca con la obra “Divinas Palabras”, una coproducción del Centro Dramático Nacional y Producciones Faraute. Será a las siete y media de la tarde en el Teatro Liceo y las entradas tienen un precio de 15, 20 y 25 euros.

Subtitulada Tragicomedia de aldea, “Divinas Palabras” es el exponente más moderno, el engranaje más perfecto en el que el teatro español alcanza su máximo. Fue estrenada en 1933 en el Teatro Español de Madrid y, a través de un lenguaje de tono exuberante, inventado, mezcla de expresionismo e impresionismo, consigue que la prosa se convierta en música.

Una obra claramente agresiva, a veces brutal. Inmersa en las raíces de un pueblo que, sin perder su pasión, se comporta con el instinto y no con la razón. Un instinto deformado que lleva a cometer acciones inimaginables. Y todo ello a través de un acidísimo humor negro.

El texto es la culminación del ciclo mítico de Valle Inclán con una estética muy cercana a los esperpentos. Lo trágico, lo dramático, lo cómico y lo grotesco se aúnan en esta tragicomedia. Donde es evidente la influencia de Goya y sus Pinturas Negras, de los Disparates, de los horrores de la guerra. Y también evidente la influencia de Solana, Dalí y de toda una corriente española que llega hasta nuestros días -con Buñuel a la cabeza- en una auténtica sinfonía de colores, sonidos y sentimientos

Tal como explica el director de la obra, José Carlos Plaza, "esta inigualable obra de la literatura española está habitada con imágenes ancestrales de muerte, fanatismo, ingenuidad, barbarismo, codicia, avaricia y lujuria. Con Divinas Palabras estamos ante una de las dos o tres obras más universales de nuestra historia literaria". Una obra que no ha perdido en este siglo XXI ni un ápice de su poder corrosivo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído