El teatro de Salamanca sobrevive al coronavirus y se resiste a bajar el telón

Las artes escénicas salmantinas han sufrido un grave revés que ha obligado a las compañías a reinventarse

 Edulogic
Edulogic

Hace seis meses que ir al teatro dejó de ser una actividad más de ocio y, como muchas otras, pasó a estar fuertemente restringida a causa de la pandemia del coronavirus. Esta crisis sanitaria se ha notado en todos los sectores económicos y, por supuesto, también en el ámbito cultural de las artes escénicas, que en Salamanca cuenta con numerosos representantes. SALAMANCA24HORAS ha hablado con algunos de ellos para que aporten su visión sobre los efectos del virus en su actividad y para que analicen el futuro que le espera al teatro una vez se consiga superar esta complicada etapa.

Nuria Galache es actriz profesional y, desde hace 10 años, tiene su propia compañía en Salamanca, ‘La Befana’, especializada en espectáculos con un reparto reducido y personajes femeninos; los componentes de Spasmo Teatro llevan más de 20 años como compañía haciendo humor gestual; Edulogic Producciones cambiaron Madrid por Salamanca y con 15 años de teatro a sus espaldas también son formadores en artes escénicas; Jes Martin's, por su parte, lleva vinculado al teatro desde 1992 y es actor y director de ‘La Factoría’, Escuela Internacional de Teatro de Humor y Gesto; y Ángel González Quesada realiza teatro no profesional con Etón Teatro, el grupo de teatro independiente más antiguo de Castilla y Léon, creado en 1980.

Spasmo


Spasmo Teatro espera un futuro mejor.


Reinventarse para no desaparecer

La actividad de todos ellos ha cambiado de forma drástica en el último medio año, desde que la pandemia golpeó a España y el estado de alarma y las restricciones se impusieron para tratar de controlarla. Sin embargo, lejos de limitarse a parar y esperar a que todo pase, las artes escénicas salmantinas se han sabido reinventar para no dejar de trabajar pese a que el número de funciones programadas bajara hasta cero en los momentos más críticos de la crisis sanitaria. Todos los protagonistas coinciden en que su trabajo ha cambiado radicalmente en este tiempo.

“Cerraron la contratación y tuvimos que parar todo”, comenta Ángel González Quesada, que ha dedicado estos meses a escribir sobre Federico García Lorca y a lanzar un espectáculo de magia y humor. La escritura también ha centrado la actividad de Nuria Galache, que ha completado dos textos y ha realizado varios cortos autodirigidos, lo que le ha servido para “salvarse mentalmente”. Jes Martin's ha explotado su vertiente televisiva y ha lanzado una miniserie en sus redes sociales que ya se acerca a los 30 capítulos y se ha mantenido “frenético”. Algo a lo que también ha contribuido la apuesta de algunos organismos públicos por adaptar la oferta a las circunstancias de obligado cumplimiento, con programaciones online que han permitido a Edulogic Producciones grabar sus obras para difundirlas en la red. “El teatro grabado pierde su gracia, pero tenemos la manía de comer”, apuntan dos de sus miembros, Patricia y Carlos. En Spasmo tampoco podían estar a la espera y han adaptado sus espectáculos para restringir el contacto con el público sin que se resienta la calidad de los mismos.

Nuria galache


Nuria Galache empezó su vínculo con el teatro hace 25 años.


Medidas y restricciones que han apretado

No obstante, las medidas impuestas al sector han hecho mella y calificativos como “nefastas” o “sangrantes” se han repetido entre el colectivo teatral de Salamanca. “Hay más miedo que peligro. Ningún evento cultural ha motivado un caso positivo ni un rebrote”, explican los componentes de Spasmo Teatro. La misma justificación la pronuncian desde Edulogic y Nuria Galache va un paso más allá: “Creo que hay muchas personas a las que molestamos y no entiendo el porqué. Ha habido muchas medidas que han servido para hacer una limpia en la cultura”, asegura.

El agravio comparativo con otros sectores también está presente en las reivindicaciones del colectivo teatral. “La cultura es un bien necesario, como la enseñanza o la sanidad, pero no lo ven así. Aquí siempre se ha confundido el entretenimiento con el ocio… y es un alimento para el crecimiento de las sociedades y para que la gente piense”, explica Ángel González Quesada. “Es muy importante que la gente use el transporte, que se tome algo en una terraza, pero también que vayan al teatro y nosotros somos el último mono”, lamentan desde Edulogic.

Jesmartins


Jes Martin's ha explotado su faceta televisiva durante la pandemia.


Un futuro incierto, pero no por falta de ganas

Cuestionarse cómo serán las cosas después de la pandemia es casi inevitable, aunque Jes Martin's asegura que él no lo hace. “Si estás pensando en cómo puede ser algo, te pierdes cómo es”, asegura, aunque tiene claro que “la gente necesita ver, consumir y disfrutar el teatro”. Los miembros de Spasmo son optimistas y consideran que “todo volverá a su cauce” y Nuria Galache espera que lo que ha sucedido sirva como aprendizaje: “Todo no va a ser como antes y espero que no lo sea”. En la misma línea, Ángel González Quesada se muestra rotundo sobre la situación del teatro salmantino: “Ojalá todo no vuelva a ser como antes de la pandemia porque era un desastre. Me apena pensar que el ocio en esta ciudad sea beber”.

Angel gonzalez


Ángel González Quesada, frente al Teatro Bretón.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído