Acercamiento entre Ayuntamiento y Unionistas para el cambio de césped del Reina Sofía

La Real Federación Española de fútbol obliga la próxima temporada a disputar los partidos de Primera RFEF en la superficie natural

El alcalde, en una de sus visitas al Reina Sofía.
El alcalde, en una de sus visitas al Reina Sofía.

Con la salvación en Primera RFEF conseguida, Unionistas se enfrenta a otro partido muy partido en su historia. El club blanquinegro, club con mayor status futbolístico en la actualidad en nuestra provincia, se verá obligado a jugar la próxima temporada en hierba natural. Así lo dictan las normas de la Real Federación Española de fútbol para la Primera RFEF.

Una cuenta atrás problemática ya que Salamanca no dispone de ningún campo que cumpla todos los requisitos exigidos por la RFEF para la categoría (potencia lumínica de 600 lux, césped natural y un campo con al menos cuatro mil asientos). Al Reina Sofía, campo donde Unionistas juega como local, le haría falta el cambio del césped sintético al natural. Y no es nada fácil a nivel económico ni logístico, puesto que los blanquinegros comparten la instalación municipal con el Real Salamanca Monterrey y las canteras de ambos conjuntos.

“Las cuentas que tenemos oscilan que el cambio de césped costaría entre 300.000 y 500.000. El mantenimiento diario también es un gasto. Sería un campo prácticamente para jugar cada quince días porque apenas se puede entrenar. El Reina Sofía es municipal. Tenemos conversaciones con el Ayuntamiento para saber qué va a pasar. Nosotros no estamos solos, sino que también entrenan las canteras del Real Salamanca Monterrey y de nuestro club. Tendrían que marcharse a otra ubicación y yo entiendo que eso también es un problema tanto logístico como económico. El Ayuntamiento nos ha comunicado que contemos con ellos para ir de la mano para ver si se pueden llevar a cabo los requerimientos. El tema es urgente. No podemos demorarlo mucho más. Cambiar el césped serían unos dos meses y se puede ir a tres o cuatro. Hay que terminar la competición y actuar”, explica el presidente de Unionistas, Miguel Ángel Sandoval.

Tom Caamaño lleva años en conversaciones con el Ayuntamiento para que Unionistas pueda jugar en unas infraestructuras mejores. Gracias a él, los blanquinegros lograron moverse al Reina Sofía y la instalación municipal ha dado un giro de 180 grados. Ahora cuenta con cuatro gradas y casi cinco mil asientos para los encuentros del decano del fútbol salmantino (el Real Salamanca Monterrey) y el propio Unionistas.

“Vamos a hablar también con la RFEF. Tenemos que buscar un punto de consenso con el Ayuntamiento e incluso intentar que nos ayuden Diputación y Junta. Comenzaremos las conversaciones más intensivas la semana que viene, si Dios quiere. Nuestro club es muy humilde pero hay que buscar una solución para que nos sintamos todos cómodos. Hemos hablado con el alcalde y tenemos que llegar a un punto de acuerdo”, explica Tom en SALAMANCA24HORAS.

El propio Tom sabe que la situación también mantiene en vilo al Real Salamanca Monterrey, que lleva décadas en el Reina Sofía: “He hablado con Ludivino Pérez y sé lo que piensa. Para ellos es una faena si se da el cambio. Cada uno defiende sus posturas. Parte de las canteras tendrían que salir del Reina Sofía porque solo hay dos campos de fútbol 7 pero no uno de fútbol 11. Hay que darles una solución”.

El presidente de Unionistas, Sandoval, no descarta pedir una moratoria y apenas quiere oír hablar de una decisión muy dolorosa para su club. “Quizá tengamos que pedir una moratoria. Unionistas quiere jugar en Primera RFEF y en Salamanca. ¿No jugar en Salamanca o tener que renunciar a la plaza? Nos creamos para ser de Salamanca. Si no nos quedará más opción de tener que renunciar a la categoría porque no cumplimos los requisitos, no podríamos hacer nada. Pero es algo que no quiero pensar porque estamos trabajando muy duro en el proyecto”, admite Sandoval. A lo que Tom matiza: “Es una lástima que tener éxito o hacer las cosas bien te exija unas reformas que son muy costosas y por eso se genera cierta duda sobre la viabilidad del club. Vamos a trabajar para que todas las partes lleguen a un punto de acuerdo y que todo siga en orden. Unionistas es un proyecto muy bonita para Salamanca y han venido equipos muy atractivos como Racing o Deportivo”.

Por último, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, explicaba en los micrófonos del programa SER Deportivos Salamanca la situación actual sobre el posible cambio de césped. “Es una cuestión que está sobre la mesa y que depende de muchas otras consideraciones. En estos momentos, en el Reina Sofía se está haciendo un uso intensivo y el campo está cedido desde la Diputación al Ayuntamiento de Salamanca. Se realizó este proyecto para que tanto el Real Salamanca Monterrey y Unionistas desarrollasen sus partidos oficiales y también a su actividad de cantera. Son muchos equipos los que tienen estos clubes y que están jugando. La hierba natural no nos permite que todos desarrollen la actividad y la artificial sí nos lo permite. La hierba natural nos condenaría a que solo se pudiese jugar un partido de fútbol cada quince días prácticamente. Es una cuestión que tenemos que estudiar y ver si hay alternativas y otras opciones. En estos momentos, tenemos mucho que hablar. He tenido alguna conversación con la directiva pero tenemos que recorrer camino juntos. Lo que estoy diciendo es que cada opción tiene unas ventajas y unos inconvenientes y hay que buscar la mejor solución para la ciudad. En estos momentos, no hay una opción fetén. Y eso es lo que tenemos que estudiar”, aseguró el alcalde García Carbayo.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído