Álvaro, portero y capitán del RS Monterrey, no tendrá un grato recuerdo de esta pretemporada. El pasado lunes en un entrenamiento, uno de los jugadores más queridos del club sufrió un contratiempo al recibir un balonazo en el pie izquierdo que, tras las oportunas pruebas, resultó ser una rotura del peroné a la altura del tobillo.

Tras una primera exploración, el equipo médico decidió llevar a cabo la intervención quirúrgica que tendrá lugar este viernes desde las 20 horas en el Hospital de la Santísima Trinidad. El club quiere mostrarle su apoyo en estos momentos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído