Aquimisa - CB Tormes vuelve a jugar en casa tras el parón navideño de cinco semanas y de comenzar la competición con una derrota de las que duelen en Palencia (60-57).

El equipo salmantino es consciente que, si quiere seguir luchando hasta el final por la fase de ascenso a EBA, no puede ceder ni un partido en su feudo tras derrotar ya a Zaratán y Leon en Würzburg. "El objetivo es no perder ningún partido en casa", asegura Avelino García.

Esta semana, que ha sido de recuperación psíquica y física, se ha superado "como un equipo, centrados en el objetivo común y concentrados para conseguirlo", asegura el entrenador salmantino.

Para el choque ante Villamuriel de este sábado a las 20:30 horas, Aquimisa tendrá a todos sus efectivos a disposición de García, salvo Alberto Alonso, baja por motivos personales, y Fidel Cano, que continúa recuperándose de la lesión de rodilla que sufrió en el encuentro ante el Universidad de Salamanca. Alberto Ramos, que no pudo estar en el choque ante el CB Palencia, sí estará el sábado en Würzburg.

Enfrente estará el CB Villamuriel palentino, que a priori es inferior a los salmantinos como demuestra su clasificación en la tabla (penúltimos con sólo dos victorias). Sin embargo, los salmantinos, que han hecho piña para su gran objetivo final, saben que no deben perdonar en casa y mirar de reojo los resultados de los dos rivales con los que lucharán por ocupar las dos plazas que dan acceso a la fase: Zaratán Contiendas y Universidad de León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído