Victoria importante y obligada para Aquimisa CB Tormes ante un Villamuriel abajo en la tabla aunque no fue hasta unos minutos después cuando los charros pudieron romper el partido con un juego muy trabado e impreciso en el que destacó la aportación de Pedro de la Calle (21 puntos), Antón (17), Ramos en la dirección y Carlos de Dios en los ‘incontables’. El partido se demoró más de lo normal por las innumerables faltas, más de 60 en los 40 minutos de partido.

Aquimisa comenzó el partido eléctrico y aprovechando su rapidez en el balance ofensivo, corriendo como más le gusta hacer, con tres canastas casi consecutivas de Pedro de la Calle, que pusieron el 14-8 en el marcador en el minuto 5 y dando buenas sensaciones aunque con algún despiste atrás. García también tomó la responsabilidad con 5 puntos en los primeros minutos, un 2+1 incluido, pero los palentinos se jugaban mucho, quizá demasiado.

El marcador se ajustó hasta 16-14 y el CB Villamuriel se mostraba muy agresivo en defensa y ataque dificultando las opciones de los charros, que cometían demasiados errores y Paris y Calvo por el equipo rival, hacían mucho daño. El primer cuarto terminó 26-20, bien ataque, aunque sin juego exterior, y peor atrás.

Los segundos diez minutos empezaron igual de eléctricos que los primeros con cinco puntos seguidos de Pedro de la Calle (bandeja tras contra más triple), acumulando 13 en total, con un Aquimisa más centrado en su juego poniendo el marcador nueve arriba (32-23). Los charros comenzaron a dominar el interior con Toño, Antón y De Dios y a partir de ahí se hicieron fuertes moviendo bien el balón para crear buenas opciones de anotación. Además, consiguieron dominar el rebote ofensivo con Antón como protagonistas consiguiendo cuatro puntos seguidos aprovechando segundas opciones para poner el 37-23 en el marcador.

Pero una técnica al banquillo y errores en ambos lados de la canasta de Aquimisa pusieron a Villamuriel a seis (37-31) y el acierto de los palentinos en el tiro libre con Gómez como protagonista más un triple, dejaron el marcador en el tercer cuarto con un ajustado 39-37 y un sabor amargo después de cometer demasiados errores. Y el partido era muy trabado con innumerables faltas.

Aquimisa robó, corrió y anotó, pero a ráfagas

En el segundo acto, los palentinos se pusieron por primera vez por delante en el marcador (39-40) ante el mal inicio de Aquimisa y unas más que discutidas faltas en ataque, dejaron al equipo, pero que supo reaccionar de la mejor manera posible: robando, corriendo y anotando de la mano de Mbaye tras dos buenas asistencias de Pedro de la Calle (más un triple y otro robo que acabó en canasta) para poner distancia de por medio (57-45). A la fiesta anotadora en pocos minutos también se unió Ramos con otro triple desde más de siete metros.

El partido seguía igual de trabado por las faltas, cuyos tiros libres aprovechó mucho mejor Villamuriel que Aquimisa, que jugaba a ráfagas, mezclando acciones de juego elaboradas y efectivas y otras erróneas, pero en el tercer cuarto certificó una ventaja de 11 puntos (62-51) con un Villamuriel que se vino un poco abajo.

Y el último cuarto casi no tuvo historia y Aquimisa obtuvo una plácida victoria, no sin sufrimiento hasta el minuto 23, con Pedro de la Calle y Antón como máximos anotadores, ayudados por la buena dirección de Ramos y los ‘incontables’ de un Carlos de Dios omnipresente en el rebote y en defensa. Los palentinos anotaron solo cuatro puntos en el último cuarto por los 31 de los charros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído