?De tal palo, tal astilla? es una expresión a usar cuando un hijo hereda ciertas cualidades de sus padres. ¿Pero si ocurre al contrario? ?De tal astilla, tal palo? podría ser la frase a emplear en el caso del arquero invidente salmantino Daniel Martín y su madre, Encarnación Anaya.

Encarnación Anaya (1)

Tras los éxitos del primero (campeón de España y de Castilla y León, además de medalla de bronce en el último Mundial), su progenitora conseguía este domingo en Ávila ser campeona autonómica de tiro con arco recurvo en sala en categoría femenina de Veteranos.

Encarnación Anaya (4)

Anaya, que como su hijo pequeño pertenece al Club de Tiro con Arco La Flecha de Salamanca, se adentraba en esta actividad gracias a él, por lo que su afán por acompañarle y ayudarle, le llevaba a practicarlo y a ganar. "Me enganché hace cuatro veranos, cuando fui con él a un entrenamiento y me animó a probar. Es algo que me relaja porque es una manera de desconectar de la rutina diaria. Tenemos un grupo muy majo y hacemos nuestros pinitos, pues considero que a nuestro nivel quedar primero, segundo o tercero es lo de menos. Lo más gratificante es conocer gente con la que luego te relacionas en algunos campeonatos", cuenta Encarnación Anaya a SALAMANCA24HORAS.

Encarnación Anaya (5)

De esta forma, con los títulos de Daniel y Encarnación, los Martín Anaya evidencian que son una familia que, aunque haya seguido el camino inverso al habitual, a la hora de elegir un deporte con el que triunfar… ha dado en la diana.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído