Como una final en toda regla, así daba comienzo el duelo. Mucha concentración e intensidad en ambos bandos y ataques continuos. Xargay inauguraba el tanteador, pero las madrileñas se colocaban por delante en sucesivas posesiones. La fragilidad de las charras en el plano reboteador y el acierto de las ripenses desde el perímetro empezaban a pasar factura a las de Lapeña, que caían en el ecuador de cuarto por siete puntos.

Tras un tiempo muerto, Willingham lograba asestar dos canastas y volvía a poner el choque en un pañuelo. Los fallos en línea de tiros libres de las de Rivas le permitían a las salmantinas colocarse cerca teniendo opciones de ponerse por delante. Tras muchos intentos, Currie colocaba el 14-14 a falta de algo menos de dos minutos para que finalizara ese periodo inicial. Precipitación en esos instantes en las charras, que se iban perdiendo 19-16 a consecuencia de un triple anotado por Honti sobre la bocina.

El frenético inicio de segundo cuarto dejaba baloncesto puro y duro, aunque las charras daban bastantes facilidades para las penetraciones de Casas. Un triple de Sulciute recortaba para las de Lapeña, que se situaban a un punto. Xargay ponía por delante a Avenida con un tres pasado cuatro minutos de periodo; las salmantinas habían librado su primer mal momento de final. 

El último tramo de choque antes del descanso dejaba la recuperación de Rivas, con dos acciones consecutivas que le ponían cuatro arriba. Un parcial de 6-0 provocado por la relajación en defensa de las de Lapeña. Antoja era la protagonista del minuto final con cinco puntos que devolvían el dominio a las perfumeras. Al descanso se llegaba con tablas, con todo un mundo por delante, 41-41.

Mala salida en la reanudación del bloque charro, que no encontraba canasta y al que se atragantaba la defensa planeada por Rivas. Las madrileñas lograban situarse nueve arriba aprovechando lo fácil que lo tenía Cruz para llegar a canasta y Henry para anotar bajo ella. El bloqueo de las perfumeras era bastante importante y el equipo charro no sabía dónde agarrarse para salir de ese mal momento, con sólo tres puntos conseguidos en seis minutos.

El arbitraje dejaba jugar duro a las madrileñas y Avenida no podía ponerse a la altura. Fallos fáciles a canasta de las de Lapeña y comodidad en las ripenses, que alcanzaban los once puntos de renta. A falta del último periodo, 61-50 para Rivas.

De la salida iba a depender y mucho el que Avenida pudiera llegar vivo al final del encuentro. Nada, todo estaba encaminado al triunfo de las madrileñas, que no estaban dispuestas a ceder y que abrían un trecho enorme imposible de levantar para las de Lapeña, que tras el descanso desaparecieron del parqué del Ángel Nieto y entregaron la victoria a Rivas, que por partido en general fue mejor y mereció ganar, a un equipo salmantino que no ofreció nada después del intermedio y que se salió de la línea a seguir.

ANTACIONES DEL PARTIDO

RIVAS ECÓPOLIS: Erkic (2), Honti (3), Bermejo (5), Kurasova (15), Casas (10), Nicholls (7), Henry (17), Vajda (10), Cruz (14).

PERFUMERÍAS AVENIDA: Fernández (8), Antoja (7), Ferrari (0), Rezan (3), Xargay (9), Currie (20), Pina (0), Pascua (2), Sulciute (3), Willingham (10).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído