Hay dos maneras de ver una misma realidad. Es incuestionable que el banquillo de Avenida no está aportando. Especialmente llamativo fue lo que sucedió en el segundo partido de las semifinales donde solo Leo Rodríguez pudo anotar una canasta. Muchos piensan que Víctor Lapeña no está dando juego a la rotación en toda la temporada y que ahora está sufriendo las consecuencias. Otra teoría se basa en que el nivel de las jugadoras no es el suficiente para ser importantes. Hay argumentos para defender ambas teorías. El caso más sangrante es el de la pívot estadounidense Krystal Thomas cuyo rendimiento está siendo muy deficiente. En Bembibre no sumó nada para su equipo. Si Avenida quiere seguir adelante, necesitará rotaciones de más calidad porque el equipo se queda escaso frente a la versatilidad y alternativas que está ofreciendo el conjunto berciano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído