El alevín A del Carbajosa ha sido la sorpresa agradable de esta primera jornada. Los chicos entrenados por Javi consiguieron derrotar al Hergar en el Neme por un 0-3 tras un partido muy sobrio. Incluso ellos mismos se sorprendían de haberlo conseguido después de que la semana anterior, aún en pretemporada, habían caído por 4-1 ante el mismo rival en el mismo escenario.

Ese partido, cuenta Javi, les sirvió para mejorar y conseguir anular los puntos fuertes de un equipo que estará arriba en la temporada. Así lo cuenta Javi que, sin embargo, tiene un claro favorito al título de Liga, un Santa Marta que se ha reforzado muy bien esta temporada y que ya goleó en la primera jornada.

Su temporada, en cambio, no pasa por objetivos resultadistas. Ellos son un equipo hecho casi desde cero con niños llegados desde varios equipos del Carbajosa, de otros clubes e, incluso, del fútbol sala. Aunque difícil, la pretemporada ha servido para que se acoplen entre ellos para ser un equipo competitivo y con valores, principales enseñanzas que se quieren transmitir.

En el plano deportivo, Javi asegura que le gustaría tener un juego vistoso para que la gente se divierta aunque el modo de juego lo determinará en muchas ocasiones el rival. Al final lo importante, al comienzo de la temporada, es que muchos de los jugadores recuperen la moral después de haber descendido a la nueva Tercera División desde la Segunda.

Para ello y para conseguir los valores apropiados, no solo los niños, el equipo y el club en general cuentan con el apoyo de un psicólogo que asesora para conseguir la mejoría en los niños tanto personalmente como deportivamente, conceptos directamente relacionados. También el esfuerzo, la constancia y que equipo no sea solo una palabra, sino una sensación. Algo que parece ya están consiguiendo a pesar de contar con solo una jornada en el casillero.

Otra cosa que se hace en el Carbajosa es premiar a aquel que lo hace bien con el psicólogo y la ayuda del resto del equipo. Esto en alevín de segundo año, incluso, tiene una doble vertiente. Además de comprobar que hacer las cosas bien tiene recompensa, supone una pequeña adaptación a lo que se van a encontrar en futuras temporadas y hacer el paso de fútbol siete a fútbol once más llevadera.

Mientras esto ocurra, a final de temporada, toca gestionar los minutos de los jugadores. Eso es potestad de Javi, que repartirá minutos como ya lo hizo en el primer partido. El único castigo será para aquel que no vaya a entrenar, aunque se hará más como premio también para aquellos que tengan el compromiso correspondiente.

La plantilla está formada por Víctor, Iván (porteros); Carlos, David y Marco (defensas); Brian, Jaime, Mario, Daniel, Lucas, Víctor (centrocampistas); Unai y Alberto (delanteros); Javi (entrenador).

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído