“No me despido de ti por las lesiones, no me despido de ti porque ya no disfrute; me despido de ti porque es lo mejor. El año que viene estaré en Madrid y no me imagino vistiendo una camiseta que no sea la negra del Balonmano Ciudad de Salamanca, con un capitán que no sea Sebas, ni en un pabellón que no sea el Río Tormes”. Esas son algunas de las palabras de despedida de Charly Prieto.

El jugador ha anunciado que no continuará en el Balonmano Salamanca la próxima temporada a través de una emotiva carta en la que recuerda todos sus pasos en el club.

El ‘23’ de los hombres de negro ha sido un ejemplo de superación (dos lesiones muy graves) y también un ejemplo de cómo enfocar con optimismo cada retorno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído