No corren buenos tiempos para el Ciudad Rodrigo. Un equipo humilde que ha regresado a la Tercera División con lo que mejor sabe hacer, luchar en cada partido, y que así consiguió poner en jaque a varios de los 'gallitos' de la temporada. En la actualidad, sin embargo, el conjunto, asolado por las bajas, se ha apagado. Encadena cuatro partidos sin conocer la victoria de los que los tres últimos son derrotas, alguna dolorosa.

En efecto, los farinatos cayeron goleados en casa, donde siguen teniendo una asignatura pendiente, ante Cristo Atlético y La Bañeza y en su viaje a Segovia se plantó cara a una Gimnástica que, al final, tampoco te dejó opciones. Antes de estos tres partidos, los de Aris Marcos habían empatado contra el Becerril en tierras palentinas.

Y cuando vienen los malos momentos, la esperanza es lo último que se pierde. Este próximo fin de semana será el Burgos Promesas 2000 el que visite la provincia con varios clavos a los que agarrarse. Ya allí, el Ciudad Rodrigo consiguió la victoria por 0-2 y aquí, aunque en Santa Marta, los tormesinos cambiaron su dinámica con una victoria in extremis ante los burgaleses. Además, el partido será arbitrado por Domínguez Zapatero con quien el Ciudad Rodrigo ya sabe lo que es ganar. Fue precisamente en casa por un contundente 3-0 contra el Sporting Uxama. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído