El entusiasmo del Marino de Luanco supera a un Salamanca CF UDS ‘tristón’

El equipo azulón ganó por 0-2 de forma justa. Calderón no acertó en el planteamiento y su equipo fue plano de inicio a fin

Los jugadores del Marino de Luanco celebran un gol en el estadio Helmántico / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM
Los jugadores del Marino de Luanco celebran un gol en el estadio Helmántico / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM

Plano. Triste. Aburrido. Desolador. Todos los adjetivos sirven para definir el encuentro del Salamanca CF UDS ante el Marino de Luanco. Los asturianos ganaron por forma justa en el estadio Helmántico al equipo de Calderón (0-2).

El Salamanca CF UDS salió de inicio con Benítez en la meta; Murua, Arencibia y Kristian en defensa; con Palomares y Segura en los carriles; Hugo Díaz, Liam y Diego Benito en la medular; e Iban Ribeiro y Carrasco en punta.

Los primeros compases del encuentro fueron de ritmo lento. Los de Antonio Calderón intentaban salir desde atrás y era Segura el que le ponía chispa por la izquierda. El Marino de Luanco se mostraba sólido y superaba a los charros por dentro en el centro del campo con Lora y Luis Morán participativos.

El primer golpe para el Salamanca CF UDS llegó pasado el cuarto de hora. El Marino de Luanco remató un córner y, cuando Javi Benítez estaba a punto de atrapar el balón, Iban Ribeiro tocó la pelota que acabó dentro de las mallas. Autogol. Pudo hacer el segundo el Marino de Luanco en un remate de cabeza de Trabanco en otro saque de esquina.

Fue Carrasco el que se echó al Salamanca CF UDS a la espalda. El ‘20’ bajó a buscar el balón, se giró y descargó el juego hacia los costados. Fue el único que lo intentó. Él fue el encargado de lanzar al palo y Palomares, en el rechace, también golpeó al poste. Antes del descanso, Kristian, en un balón muerto tras un saque de esquina, gozó de otra ocasión. Pero su disparó se topó con un rival.

Tras el asueto, Calderón metió en el campo a Manín por Liam para buscar más piezas ofensivas. Pero el Salamanca CF UDS es un equipo plano y aburrido. No encuentra situaciones por dentro, no tiene velocidad por fuera. Y lo que llegó, al cuarto de hora de la reanudación, fue el 0-2. Balón largo sobre Stevens, que le gana en el cuerpo a cuerpo a Murua, le hace un caño a Arencibia y supera a Javi Benítez en el mano a mano.

El silencio del Helmántico dejaba clara la situación del equipo. Calderón cambió piezas. Carmona, Bermejo y Bouba. Pero el plan fue el mismo. Los minutos pasaban, el Marino de Luanco se mostraba cómodo y la afición estaba completamente callada.

Así fueron consumiéndose los minutos hasta el pitido final. Victoria clara y justa de los visitantes. Y síntomas muy preocupantes del Salamanca CF UDS.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído