​Estas son las ayudas que reciben los clubes salmantinos de Segunda B por parte de la Federación Española de Fútbol

El conjunto que más recibe es Unionistas gracias a superar dos rondas de Copa del Rey; después viene el Salamanca CF UDS, que recibe dos cantidades: por el primer equipo y por el filial de Tercera; por último, el Guijuelo

 Supercopa femenina (10)
Supercopa femenina (10)

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) publicó este lunes las ayudas económicas que van a recibir los clubes de Segunda B por los programas ‘Cláusula IX Convenio Coordinación’, que es una ayuda directa a los clubes que han participado en la Copa del Rey; y por el programa ‘Impulso23’, que XXXX.

El primero de los programas, el ‘Cláusula IX Convenio Coordinación’, es, tal y como detalla en su resolución, una “ayuda directa a los clubes de Segunda B que participen en la Copa de S.M. El Rey” con el objetivo de “acercar a los clubes no profesionales a los recursos que tienen los clubes profesionales mediante otros mecanismos de ingresos”.

Así, las ayudas que ofrecían premiaban la participación en la primera fase de Copa -con 35.000 euros si se era local o 45.000 euros si era visitante-; ayudaba a los desplazamientos -con un máximo de 10.000 euros-; ayudaba al pago de los arbitrajes -con un máximo de 26.410 euros-; incentivar el fomento de la base -con un máximo de 40.000 euros-; y premiar cada eliminatoria superada -con un máximo de 35.000 euros-. Eso sí, había que cumplir una serie de requisitos que tanto Unionistas como Guijuelo cumplían.

En total Unionistas recibió 183.410 euros: 35.000 euros por disputar la primera fase como local; 12.000 euros por desplazamientos; 26.410 euros por ayudas al arbitraje; 40.000 euros por el fomento de la base y 70.000 euros por eliminatoria superada. Por su parte, el Guijuelo recibió 123.410 euros: 45.000 euros por disputar la primera fase como visitante; 12.000 euros por desplazamientos; 26.410 euros por ayuda al arbitraje y 40.000 euros por fomento de la base.

Mientras, el programa ‘Impulso23’ consiste en ayudas para mejorar el fútbol aficionado con subvenciones que procuran dotar de los mejores medios y de las mayores facilidades a los clubes que participan en las competiciones oficiales del máximo nivel del fútbol aficionado en España. Es decir: Segunda B y Tercera.

Aquí se repartían ayudas a la profesionalización -un máximo de 60.000 euros para los clubes de Segunda B y 42.000 euros para los de Tercera-; ayudas a los desplazamientos -un máximo de 10.000 euros para los clubes de Segunda B y 3.000 euros para los de Tercera-; ayudas al pago de los arbitrajes -un máximo de 26.410 euros para los clubes de Segunda B-; incentivo por el fomento de la base -un máximo de 40.000 euros para los clubes de Segunda B-; y ayudas a los desplazamientos fuera de la península -aunque esto no afectaba a los salmantinos-.

Así, el Salamanca CF UDS recibe un total 185.410 euros: 138.000 euros por el primer equipo que se dividen en 60.000 euros por profesionalización, 12.000 euros por desplazamientos, 26.410 euros por ayuda al arbitraje y 40.000 euros por incentivo base; y 47.000 euros por el filial que se dividen en los 45.000 euros para profesionalización y 5.000 euros por desplazamientos.

Se da la circunstancia de que Unionistas y Guijuelo sólo recibían ayudas por la profesionalización de parte del programa ‘Impulso 23’ al recibir el resto de ayudas en la convocatoria ‘Cláusula IX Convenio Coordinación’, por lo que sólo reciben los 60.000 euros de la profesionalización.

Por lo tanto, el club que más ayudas recibe por parte de la RFEF es Unionistas, con 243.410 euros; el segundo es el Salamanca CF UDS con 185.410 euros; y el tercero es el Guijuelo con 183.410 euros. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído