El entrenador catalán del Guijuelo, Jordi Fabregat, se marchaba de Abegondo satisfecho con el encuentro que disputaron sus jugadores aunque pide más en el juego de ataque para empezar a marcar goles y sumar de tres en tres.

Empate. “Valoramos el punto con el potencial que tuvimos delante. Nosotros con nuestras virtudes y limitaciones, creo que hemos estado correctos y hemos tenido nuestras ocasiones”.

Lectura de partido. “El equipo salió encogido. Estaban asustados por el potencial de los chicos. Yo lo vi así. No me gustaba lo que veía a nivel de poco atrevimiento. En los duelos individuales éramos perdedores. En la segunda parte, me quedó en los últimos diez o quince minutos, tras la salida de Diego Suárez, y el partido pudo caer para un lado o para el otro”.

Próximo partido. “Tenemos que confirmar el punto con una victoria en casa. Será con un equipo que tiene una puntuación similar a la nuestra. Nos veremos obligados a ganar ese partido. Tenemos que mejorar en la combinación de cara a gol”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído