El Club Deportivo Guijuelo trabaja en intentar cerrar su plantilla en esta última semana de mercado. El club chacinero, que prosigue sus entrenamientos, sondea el mercado para encontrar un portero, posición en la que actualmente sólo tiene a Wilfred y al canterano Rubi, y si surgiera una buena posibilidad, hacer lo propio con un jugador de banda.

Además, la entidad verdiblanca se mantiene a la espera de poder recibir toda la documentación pertinente del rumano Razvan, jugador con el que alcanzaron un acuerdo verbal la pasada semana y que ya se está integrando en el club.

En otro orden de cosas, el club igualmente podría buscar salida, en forma de cesión, a Palomi, que no ha convencido a Rubén de la Barrera y que si al final se queda parece no contar con la confianza del míster gallego.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído