Mientras que la plantilla del Club Deportivo Guijuelo goza este martes de jornada de descanso, en el club se debaten entre presentar o no alegaciones al acta arbitral del pasado domingo y en concreto a la actitud del colegiado gallego González Arévalo, que desquicio a los jugadores con sus amenazas.

El club tiene en mente comunicar su malestar a la Federación y al Comité Técnico de Árbitros, aunque habrá que esperar a que y toda la junta directiva se reúna para ver qué se decide y si se da el paso de ir contra el rencilla, que cabe recordar expulsó a Imanol Idiákez, mediada la primera mitad y posteriormente en la segunda a José Romero, al que le mostró la segunda tarjeta por creer que le engañaba al caerse dentro del área.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído