El Guijuelo sumó un nuevo punto en la temporada. Fue en los anexos de Zorilla ante el filial del Real Valladolid en un choque que acabó igual que empezó. Pocas ocasiones para ambos equipos y resultado justo.

La primera parte no fue buena. Los dos equipos tienen una propuesta similar a la hora de querer el balón pero no estuvieron finos con la pelota. Rubén de la Barrera introdujo varias novedades de inicio en el once como Aitor Aspas o Antonio Moreno en los laterales y Carlos Ramos para suplir en el centro la baja de Milla.

La primera llegada chacinera llegó a los diez minutos con un tiro de Piojo invalidado por fuera de juego de Nacho Rodríguez. Fue el delantero quien estuvo a punto de llegar a un centro desde la izquierda tras una buena combinación entre Gordillo y Aspas.

Los vallisoletanos merodeaban de vez en cuando el área de Kike Royo aunque ninguno de los dos tuvieron oportunidades claras en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En la segunda mitad, el partido siguió muy igualado. El Guijuelo se salvó tras un zapatazo de Toni que se estrelló en el palo de la portería defendida por Kike Royo. Pero los chacineros también tuvieron dos buenas ocasiones por parte de Gordillo y Luque.

A falta de tres minutos, el conjunto local se quedó con uno menos por doble amarilla pero los de De la Barrera no tuvieron tiempo para marcar y llevarse los tres puntos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído