“Deporte olímpico de levantamiento de peso”. Así es como la RAE define la halterofilia, sin embargo, la altera Iris Sánchez la define como vida, porque “para mí es mi vida, me gusta mucho y desde que empecé me llamó la atención. Iris tiene catorce años y el pasado 30 de junio participó en el Campeonato de España Sub-17, una categoría superior a la suya, ya que le corresponde la infantil, pero aún así ganó a participantes tres años mayor que ella. 
 
Esta victoria la ha conseguido entrenando poco a poco, cada día realiza su tabla de entrenamiento con su peso y sus tandas. Se centra en los fallos de sus ejercicios y los corrige hasta que le salen bien. Sin embargo, esta rutina se la salta un día, el día antes de una competición. Para prepararse para uno de sus campeonatos, Iris trabaja durante toda la semana, menos el día antes, que descansa para poder enfrentarse a sus rivales en las mejores condiciones posibles. 
 
Pero Iris, sólo entrena una hora diaria para poder compatibilizar la halterofilia y sus estudios. Para ello la organización es fundamental, de ahí que cumpla a rajatabla los horarios de trabajo que ella misma se establece, y de esta manera no dar más peso a una cosa u a la otra. 
 
A la hora de contestar sobre qué se le pasa por la cabeza al ganar un campeonato nacional y en una categoría superior a la suya, Iris duda y finalmente contesta que siente mucha ilusión, porque para ella es algo grande. Iris, que lleva practicando la halterofilia desde los nueve años afirma que su truco es estar lo más concentrada posible en sus torneos, pensar que lo puede hacer y que lo va a hacer bien. 
 
Una trayectoria prometedora
 
Y hasta ahora así ha sido, de hecho con doce años ganó el campeonato de Castilla y León Infantil con un total olímpico de 70 kilos, y ahora con catorce consiguió una marca olímpica de 108 kilos en el Campeonato de España Sub-17, a pesar de que en esta última ocasión la preparación durante las semanas previas al torneo no fue la deseada por problemas alérgicos. 
 
Otra de las cosas que Iris cuida antes de ir a los torneos es su alimentación. Para ir a competir tiene que tener un peso determinado según la categoría en la que participe, por eso en ocasiones tiene que limitar o lo que come, o al contrario ganar peso. 
 
Aunque Iris sólo tiene catorce años, sorprende su madurez a la hora de hablar de la relevancia que otorgan los medios de comunicación a la halterofilia. La salmantina considera que se debería dar más protagonismo a la halterofilia nacional en los medios de comunicación españoles, y centrarse un poco menos en las competiciones de fuera. 
 
Iris consigue superarse día a día, pero no es la única que lo hace en Salamanca. Su entrenador Miguel Ángel, entrena a otras futuras promesas, como es el caso de la haltera Iria Tardáguila. Con sólo diez años Iria ganó la medalla de bronce en el Campeonato alevín de España de Técnica, siendo su primera competición nacional. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído