El entrenador del Club Deportivo Guijuelo, Imanol Idiákez, no quiere lanzar las campanas al vuelo pese a que el equipo está ya a sólo tres puntos de la salvación matemática y de que se encuentra quinto en la clasificación, cerca de los puestos de promoción de ascenso. “Iremos a Ipurúa a dar la cara conscientes de lo que nos jugamos”, asegura.
 
Lo importante para el míster chacinero es la actitud del equipo. “Después de un inicio en el que nos costó tener la mentalidad adecuada, hoy somos competitivos, el equipo da la cara durante todo el encuentro y lo han conseguido los jugadores con su manera de entrenar día a día y de entender el fútbol”, asegura. Por eso, considera importante que “ vayamos recuperando jugadores y vayan entrando en el equipo”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído