Suele asociarse el infierno baloncestístico con Turquía. Así ha sido muchos años y lo sigue siendo. Perfumerías Avenida lo vivió en sus carnes con aquella primera gran visita europea al Besiktas cuando superó los cuartos de final en el primer gran año de su historia. Pero si hay hoy en Europa una cancha donde el baloncesto femenino se prepara para vivir un ambiente enormemente cálido en su contra, esa es la de Salamanca.

Contra lo que pueda parecer Galatasaray no está tan acostumbrado a canchas hostiles de 3.000 personas. Esa baza es la que ha de explotar Perfumerías Avenida que ha ganado los tres partidos que ha disputado en su infierno charro de Euroliga. Ni siquiera el mejor equipo del grupo (Galatasaray lo es con diferencia) puede estar tranquilo. La afición apretará al máximo, los árbitros dudarán cuando le protesten 3.000 personas, los entrenadores no podrán comunicarse con las jugadoras. Pese a ser mejor, Galatasaray no ganará cómodo y lo sabe.

Además, Avenida parece haber llegado de las vacaciones con otra alegría. Teniendo en cuenta las carencias burgaleses, no debe ocultar el juego vivaz y atractivo que por fin dejó ver la escuadra de Víctor Lapeña. La duda será conocer si estamos ante el inicio de una tendencia o simplemente es un pequeño oasis. De ser lo primero hoy habrá partido y ni mucho menos debemos descartar que haya sorpresa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído