La selección española se cargó en cuartos de final a Croacia (59-61), la gran favorita e invicta hasta el momento en el Europeo, tras un final agónico y toda una exhibición de fe, esfuerzo defensivo y táctica.

Las defensas alternativas de José Ignacio Hernández sacaron del partido a un poderoso rival cargado de centímetros, que estuvo todo el choque abajo en el marcador (hasta de 20, 28-48) y que vivió casi todo el encuentro del rebote ofensivo.

Precisamente en dos rechaces en el postrero tiro libre y sobre la bocina Croacia falló y España se metió justamente en las semifinales, que disputará este sábado (20 hora española) en la lucha por las medallas ante Italia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído