El Leganés B evita la victoria del Salamanca CF UDS en el minuto 90 y llegan los gritos de "Calderón, dimisión"

El equipo visitante empató el choque en el último suspiro. Murua, expulsado con media hora de  juego por delante

Calderón se lleva las manos a la cara tras el 1-1 / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM
Calderón se lleva las manos a la cara tras el 1-1 / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM

Mazazo para el Salamanca CF UDS. Los charros perdieron dos puntos en el minuto 90 ante el Leganés B. Ribeiro adelantó a los salmantinos en el minuto 80 pero los visitantes empataron sobre el final del duelo.

El once inicial de Antonio Calderón estuvo formado por Salcedo bajo palos; Luis Martínez, Álex Menéndez, Kristian y Murua en la defensa; Amaro, Diego Benito, Telles y Manu Moreno en la medular; y con Juancho y Mikel Bueno en la delantera.

El choque estuvo marcado por el mal estado del terreno de juego. Los jugadores apenas podían controlar o girarse. Y el primer tiempo fue soso, lento y aburrido. Juancho tuvo una buena ocasión tras un centro desde la derecha pero entre Samed y el meta Sergio Valero, que se echaron encima del colombiano, abortaron la ocasión.

El único destello de calidad lo dejó el visitante Álex. A la media hora de partido, Álex controla en campo rival, se gira y avanza con velocidad para culminar con un disparo alto. Poco más en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Calderón movió ficha en el descanso: Ribeiro por Amaro. Telles pasó a formar con Diego Benito en la medular. Los charros se encendieron tras una falta botada por Menéndez que acabó en córner y, tras un rechace en el saque de esquina, el lateral izquierdo soltó un tremendo zapatazo que no cogió portería.

Sin embargo, el Leganés B contrarrestó con un disparo de Quaye dentro del área que salvó Salcedo y, sobre todo, con una acción de Diego ante Murua que acabó con el agarrón del central siendo el último. El árbitro no dudó: roja. Y el Salamanca CF UDS tuvo que jugar con diez durante la última media hora.

El partido parecía condenado al suplicio. Pero apareció Gustavo con fe inquebrantable para pelear un balón que se perdía fuera del campo, Telles se internó en el área y regaló el 1-0 a Ribeiro. Fue una liberación. Quedaban diez minutos y el ánimo ya era otro.

Pero se enfrió de un golpe. Balón largo a la espalda de la defensa, Ribeiro cruza endeble ante Camacho, que le gana la partida y saca un centro certero a la cabeza de Diego. Gol. En el minuto 90. El pitido final trajo algún grito de “Calderón, dimisión”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído