Los reportajes de 'Lo que el ojo no ve' o 'Informe Robinson' forman parte de la cultura televisiva de nuestro país, especialmente en los amantes del deporte. Aunque muchos no lo sepan, un salmantino ha sido el narrador de numerosas historias en dichos programas. Luis Fermoso, actualmente en 'Reportajes Vamos', ha trabajado mano a mano con Michael Robinson hasta los últimos días del inglés. Además, también ha sido la cabeza visibles en el reportaje de seis capítulos sobre Iker Casillas: 'Colgar las alas'. Y ha atendido a SALAMANCA24HORAS para contarle algunas de las peculiaridades de su vida profesional.

Luis Fermoso no nace en Salamanca pero sí se considera salmantino. “Yo llegué a Salamanca con seis o siete años. Nací en Valladolid pero mis primeros recuerdos son de Salamanca. Me considero salmantino. Llegué a 2º de EGB al Francisco Vitoria”.

¿Cuándo le pica el gusanillo del periodismo a Luis Fermoso? “No tengo la historia como otros. De pequeño no retransmitía en el espejo ni contaba crónicas. Pero siempre me gustó muchísimo leer la prensa. Mi padre era un loco de la prensa y mi madre de la radio. Siempre estuve muy al tanto de la actualidad. Mi madre me despertaba y me contaba las noticias del día. Y me quedaba con eso: era un poco el boletín de la mañana. Lo estoy transmitiendo a mis hijos. La importancia del boletín de las ocho. Se van a clase sabiendo que ha habido un terremoto”.

¿Cómo han sido tus inicios en el periodismo? “Yo estudié sociología en Salamanca. No soy ni periodista. Soy sociólogo de formación. Me fui a Madrid a hacer el Máster de El País en el año 1996. Según termino, me fui de becario a Canal Plus. Y hasta hoy. Lo primero que hice fue becario, en todo el sentido de la palabra: ir a una puerta para buscar un fichaje, cubrir todos los huecos que hubiese… En el 99, empiezo con ‘El Día Después’ con Robinson y Pedrorol. Había mucho talento. Ahí me paso hasta el año 2007 haciendo vida de reportero yendo a campos para hacer historias para ‘Lo que el ojo no ve’”.

Luis Fermoso 4
Luis Fermoso, junto a Michael Robinson.

¿Cuándo llegas a Informe Robinson? “Pasamos un año de entreguerras desde que muere ‘El Día Después’ hasta que empieza ‘Informe Robinson’. El equipo base era el mismo pero liderado por Michael Robinson. Allí estuve hasta 2017”.

Es el programa que el 99% de los periodistas querrían hacer. “Y el 100% de los periodistas que lo hacemos somos conscientes de eso. Es un disfrute y una responsabilidad. Lo hemos sentido así. Siempre sabíamos que era muy chulo y una gozada lo que hacíamos. Era un formato que no existía en 2006. Ahora ya sí hay mucha oferta. Era un doble mérito”.

¿Cómo se realizaba un Informe Robinson? “La estructura era muy sencilla: cuatro redactores y cuatro realizadores. ¿Cómo se buscan las temas? Charlando, levantando teléfonos, leyendo prensa… salir a rodarlos y luego a montarlos. Somos un equipo bastante de guerrilla. No hay un superproducción. Muchas veces nos decían que si solo éramos dos o tres y se sorprendían porque esperaban a mucha gente más”.

¿Cómo era Michael Robinson? “Ha pasado un año de su muerte y me gusta hablar de él. Es un tipo irrepetible. Era un disfrute diario. Para él, todos los días eran viernes. Disfrutaba absolutamente con todo. Era un jefe que te decía las cosas que no le gustaban pero con una mirada muy limpia. Tenía siempre una capacidad que era darle una vuelta más al tema y te lo hacía mejor. Y era muy divertido. Mis mejores momentos en Movistar y Canal Plus son con él”.

¿Fue difícil trabajar sin él? “Se nos olvidaba que Michael tenía la enfermedad. Cuando le diagnostican la enfermedad en 2019, se nos olvidaba por su forma de ser. Yo pensaba que era inmortal. Cuando la enfermedad gana la batalla fue muy duro y muy triste. Pero también diré que, recordando esos días, te reconoceré que esas últimas temporadas de las que más me he reído con él. Tenía un humor negro sorprendente. Lo más terrible es la entrevista que yo le hago unos días antes de su muerte para su Informe Robinson. Esa entrevista que le hago el 15 de abril fue muy complicada: los dos sabíamos lo que iba a pasar. Murió trece días después”.

Luis Fermoso 2
Luis Fermoso y el Informe Robinson 'Campeones del Mundo'.

¿Cuál es tu top 3 de Informe Robinson? “Cada redactor tenemos nuestros propios vídeos y otros son comunes. El Informe Robinson de 'Campeones del Mundo' es la coronación del programa. Nos hizo felices a todos los españoles a la vez. Le tengo muy buen recuerdo al ’20 años de JJOO de Barcelona’, al del Trinche, al de Ochoa… y también la gimnasta de León, Carolina Rodríguez”.

Tendrás un montón de anécdotas que contar. “Según lo pienso me acuerdo muchas comidas con Michael y riéndome. Entrábamos a las dos de la tarde y salíamos a las diez de la noche. He estado en lugares únicos. Uno de los peores días fue cuando entrevistamos a la hija de Manute Bol. Fue muy emocional porque era la primera entrevista tras su muerte. Y al final de la entrevista no se había grabado nada porque había fallado la cámara. Se había ido y estaba cogiendo un taxi, la tengo que sacar del taxi al más puro estilo norteamericano. Esa mujer casi me mata porque se estaba recomponiendo de la media hora que le había hecho vivir. También le hicimos un reportaje al mejor potro de España y fuimos a París. No recuerdo haber estado rodeado de tanta púrpura en mi vida”.

Todos tenemos el relato del gol de Iniesta en Informe Robinson. Pero, ¿quién es el genio que decidió ponerle la banda sonora de Alicia en el País de las Maravillas? “Fue el equipo de realización. No sé exactamente. Era un equipo de realización que es una pasada. Va unido el equipo de realización al resto”.

Luis Fermoso 3
Luis Fermoso, junto a Iker Casillas y Andrés Iniesta.

Cada vez es más complicado encontrar historias. “Es complicado pero siempre hay cosas e historias de contar. Tiene que ver porque hay muchos temas que se pueden parecer a otros. Se asemejan unas a otras. Por eso es lo más exigente. Ahora mismo, las plataformas generan sus propios contenidos y los futbolistas también. Eso no pasaba hace catorce temporadas”.

Los clubes de fútbol y los deportistas cada vez se han cerrado más a los periodistas no oficialistas. “Sin duda. No sé si la palabra es la correcta pero quizá no nos necesitan. Antes sí necesitaban al medio de comunicación. Ahora tienen su propia productora. Pero los periodistas tenemos una responsabilidad de contar historias. Los clubes se han cerrado a contar sus cosas para ellos mismos. Es el caso de Griezmann que anunció él mismo dónde iba a ir. El valor del periodista es contar las cosas que no se quieren. Aquellas cosas son las que dan más valor de la historia. Contar una historia inmaculada y en la que no hay puntos de ruptura, yo creo que se equivocan. El periodismo le da una visión más completa”.

¿Ahora has pasado a trabajar en ‘Reportajes Vamos’? “Es contar historias. Independientemente del traje que le pongas (Informe Robinson, Los Otros, Reportajes Vamos), es contar historias. A partir de ahí, yo creo que Movistar tiene una oferta gloriosa. Llega un fin de semana y digas: “voy a ver un par de cuentos”. Contamos historias nostálgicas o que no hayan sido tan conocidas.”.

¿Cómo fue ese documental con Iker Casillas? “Ha sido un lujo. Si decíamos antes que trabajar en Informe Robinson es lam eta de cualquier periodista, yo me he pasado otra pantalla: hacer una serie con un personaje mítico. Ha sido, en ese sentido, un lujo y un honor. En lo personal y lo profesional es muy difícil porque se ha contado en seis capítulos en tiempos de pandemia. Empezamos a grabarle seis meses después del infarto. Y de repente, por la pandemia, se limitan los rodajes. Imagina lo que tenemos de Iker en el archivo de Canal Plus. Pero es una gozada”.

¿Cuántas historias le quedan por contar a Luis Fermoso? “¡Ostras…! Espero que muchas. Cumplo 48 años en 2021 y tengo que pagar la hipoteca. Me encantaría contar una buena historia de Salamanca y deporte”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído