Contra uno de los mejores equipos de la categoría se jugaba el Navega seguir vivo en la lucha por la salvación, y los salmantinos salieron muy reforzados pese a que los resultados de sus rivales no han ayudado mucho. El Ejido dominó el balón, pero su rival llegó con peligro al contragolpe y con jugadas a balón parado, consiguiendo de este modo derrotarle.

Pese a que el esférico fue suyo, los leoneses prácticamente no dispararon a puerta durante la primera mitad, en la que las mejores llegadas fueron del Navega. En la primera de ellas Rivas se quedó solo frente al portero gracias a una pared con Marino, pero su control se fue largo y no logró inaugurar el marcador. Sí pudo unos minutos después el propio Marino gracias a un córner sacado por Javi González, consiguiendo un gol que hacía creer a los suyos.

Tras el descanso el Navega salió nervioso, y con muchas imprecisiones, lo que aprovechó Martín para igualar el partido de penalti, debido a una mano en el área salmantina. A partir de entonces el partido enloqueció, hasta que a falta de once minutos para el final Rivas era derribado en una internada en el área. El árbitro señaló el punto de penalti, y Javi González volvía a adelantar a los suyos, que defendieron con uñas y dientes su ventaja en un tramo final en el que la ocasión más clara del Ejido fue el disparo de una falta desde la frontal del área que se marchó fuera por poco.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído