Algo le pasa a Perfumerías Avenida. Las charras cayeron de forma contundente en Kosice por 66-47 en el debut europeo y siguen sin encontrar la regularidad en la cancha. Más allá de los números de la derrota, las sensaciones dejan un peor sabor de boca al aficionado azulón.

La primera premisa del equipo, según Alberto Miranda en la previa, era no perder el primer parcial. Al término de los primeros diez minutos de encuentro, el marcador reflejaba un 26-8 a favor de las locales. Traducido a Europa, misión imposible.

Y la misión es imposible porque el juego no funciona. Pocos arreones y cuando los hay son individuales. El equipo tiene baloncesto pero no lo está logrando exportar a la pista. En ataque, tan solo Marginean logró pasar de los diez puntos individuales (Gemelos se quedó en la decena). El juego interior, una de las armas más potentes del equipo, no encuentra su espacio en la pintura y apenas tiene situaciones favorables de tiro en ataque.

Las eslovacas fueron superiores desde el salto inicial y se llevaron con merecimiento un triunfo holgado. Supieron aprovechar las carencias ofensivas y defensivas de un Perfumerías Avenida en construcción pero al que se le acaba el tiempo para reaccionar y transmitir.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído