​Nuevo descalabro del Guijuelo a domicilio: cae en casa del colista Coruxo

Los chacineros fueron claramente penalizados por un error grave de Sarkauskas a los diez minutos y la expulsión de Parra en el minuto 42 de la primera parte

46 Comentarios

 SARKAUSKAS DEPOR
SARKAUSKAS DEPOR

Otro fiasco del Guijuelo a domicilio y otra derrota. Los chacineros cayeron por 2-1 en su visita a O Vao ante el colista Coruxo, que no había marcado gol hasta este partido.

El once inicial del Guijuelo estuvo formado por Sarkauskas en la portería; Parra, Zamorano (la gran novedad en el lateral izquierdo), Jonathan Martín y Josín en la zaga; Carlos Rubén, Kamal y Cristóbal en la medular; y Pozo, Alain Eizmendi y Pino en ataque.

El partido estuvo marcado por el grave error de Sarkauskas a los diez minutos. Córner botado por Antón de Vicente al primer palo, el lituano que sale mal de puños y estrella el balón contra Andriu. La pelota toma dirección a la portería y acaba significando el 1-0.

Los guijuelenses estuvieron muy desdibujados durante los noventa minutos. El Coruxo sabía dónde hacer daño a los de Jacobo Montes y Fuentes, en una rápida contra, estrelló la pelota en el poste. Tan solo Kamal parecía encontrar algo de fuelle y tuvo el 1-1 tras una pincelada de calidad de Abraham Pozo.

A tres minutos para el descanso, Parra derribó dentro del área a Aitor Aspas y el colegiado señaló penalti y expulsó al lateral derecho del equipo chacinero. Jairo Cárcaba no fallaba y ponía el 2-0. Pero el Guijuelo encontró aire al borde del descanso con un tanto del capitán Jonathan, también de penalti, para irse a los vestuarios con una desventaja de 2-1.

En la segunda mitad, con la inferioridad numérica, Jacobo Montes metió en el descanso a Razvan y Deco. El Guijuelo se colocó con Sarkauskas como portero; Zamorano (como lateral derecho), Razvan, Jonathan y Josín como defensas; Carlos Rubén, Kamal, Deco y Pozo en la medular; y Pino como hombre más adelantado.

Pero el Guijuelo no tuvo opciones de empatar. Nunca cejó en su lucha pero no tenía ideas ni piernas para empatar el encuentro. La mejor ocasión fue una cabalgada de Zamorano que habilitó a Kamal en la derecha y, el centro de este, lo controló Pino. Sin embargo, a la hora de girarse, el balón se le quedó lejos y no pudo rematar.

El Coruxo esperaba la oportunidad para matar al contraataque mientras el Guijuelo movía piezas en el césped: Lolo Plá, Spahiu, Andrés… pero no llegaban las ocasiones; mucho menos el gol del empate. Al final, derrota dura, otra mala imagen fuera de casa y muchas dudas sobre el juego del equipo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído