Celebró con rabia varias canastas de sus jugadoras Miguel Ángel Ortega. Sabía que el partido ante Bourges era muy importante para seguir bien colocado en el grupo.

“El árbitro ha pedido disculpas por la técnica Givens porque era un error. Me parece un detalle de grandeza y me parece que hay que decirlas. Cuando hay un nivel de contacto tan duro, a nosotros nos cuesta jugar. Cuando hemos el campo grande y hemos usado nuestra idea de partido, a ellas les ha costado mucho más defender. Para nosotros, era una final”, explicó Ortega.

También valoró la actitud de las jugadores: “El nivel de esfuerzo de las jugadoras es incuestionable. A Avenida hay que ganarle. Seguramente que perderemos más de una vez pero que no sea un perder, sino un ‘nos han ganado’”.

“Ahora tenemos otra final ante Oremburgo. Si nosotros nos ponemos 5-2, tenemos que ir a Ekaterimburgo a por todas. Ahora estoy muy de subidón. He visto que Silvia está bien. Si está bien, no podemos descartar ganar ningún partido”, continuó el entrenador perfumero.

Givens fue la mejor jugadora perfumera en el parqué ante Bourges. “Para nosotras, es muy importante ganar. Le debemos a los fans estos partidos. Creo que ganando todos los partidos, si somos capaces de arañar una victoria, en casa podemos pasar porque jugamos con el ‘sexto hombre”, aseguró Givens.

E ironizó sobre su técnica por perder la zapatilla: “Noté que se me quitó la zapatilla y vi que tenía Gil el balón y seguí jugando. Me presiné tres veces porque quería que me invadiera el Espíritu Santo’.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído