El nuevo entrenador del Hergar Camelot B, Óscar Albo, se muestra esperanzado de cara a la próxima temporada, en la que espera superar los puestos clasificatorios de los dos últimos años del equipo. De hecho, confía en que el ser «el equipo con menos presión de la categoría» pueda convertirse en un arma que les convierta en más peligrosos. «El objetivo es quedar lo más arriba posible, en la mitad alta de la tabla, aunque no será fácil».

Además, afirmó tener ganas ya de comenzar a trabajar con los nuevos jugadores, a los que, a la mayoría, les conoce de pasadas temporadas en juvenil. «Tengo la suerte de conocer a buena parte de la plantilla, los que suben este año de juveniles y los que lo hicieron en la temporada pasada», afirma, por lo que ya sabe de lo que son capaces. «Se intentará que la plantilla sepa competir como lo ha venido haciendo en la base».

También define como una buena noticia el crecimiento de los equipos en la Provincial Aficionados, que hará de la competición una liga más igualada y entrentenida. «Cuantos más equipos haya, mejor para la competición». 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído