Situación crítica para el Club Deportivo Ourense, próximo rival del Club Deportivo Guijuelo. El equipo que entrena Luisito acumula ya cinco meses sin percibir sus nóminas mientras a los empleados se les debe un mes más. Por si esto fuera poco la directiva intenta suprimir las primas obtenidas legítimamente por el equipo tras llegar a la final de la Copa Federación, que disputará esta semana frente al Guadalajara. El capitán Yosu explicó, en nombre de toda la plantilla, que el club les ha amenazado con no pagar y partiendo de la obligación de no hacer declaraciones públicas en un mes. La situación es muy tensa en un equipo que viene sufriendo una temporada agónica.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído